POEMARIO CIBORG

INSERT COIN(S)

v0.5 ni moderno ni postmoderno. ciborg.|| @nacholabs código, robo y mashup de artes-factos. autoría de todos los textos excepto: #ciborg "Manifiesto Ciborg" ~ Donna Haraway #bey-* "Los Pasquines del Anarquismo Ontológico" ~ Hakim Bey #independencia "Declaración de Independencia del Ciberespacio" ~ John Perry Barlow #liber "Liber Al Vel Legis" ~ Aiwass via Aleister Crowley

todo el material es copyleft.

¿qué es esto? esto es un libro de poemas. la poesía es buena para la irrigación sanguínea. también hay prosa, ensayos, multimedia... ¿cómo paso de página? ¡siguiendo los enlaces! este libro es no-lineal: los textos se enlazan entre ellos. cada lector hará su propio recorrido. las páginas que vas descubriendo quedan en el índice, la barra a la izquierda. este índice se mantiene aunque cierres el navegador. ¿por qué algunos enlaces aparecen con línea de puntos? la línea de puntos indica que esa página ya fue visitada, la línea continua indica que todavía no se descubrió ¿por qué "ciborg"? ver aquí ¿quién es el autor? la poesía, prosa, diseño, música, y la mayoría del código e imágenes son de @nacholabs. para más detalles y atribuciones, ver las notas editoriales. ¿bajo qué licencia se encuentra este material? creative commons. deberían fusilarte por tus ideas <3|

indice



base64 encodear

tras una aventura intergaláctica de miles de años, regresarían a encontrar una Tierra salvaje se verían los fantasmas con sus dobles en un sabido punto del polo norte hablaran como olvidando ser ellos mismos de materia simbólica juntos vieran que la Tierra no es redonda, sino que danza en piernas y brazos infinitos el baile los llama. se derraman a sí, su materia vibrante aniquilada al fuego. de un arrancón violento desde detrás de las cortinas, porque el número todavía no salió. ¿es realidad o es rating? ¿quién está preparado para el bingo? ¿acumulo diligentemente todas mis moléculas o las arrojo al océano estelar? ¿qué es una puerta?

hermanados del anillo celeste, peludos para bailar, rígidos para penetrar, gladios bajando cual marea, sus labios se abrían para comer el sol. el damasco adolescente trepando su espalda del amanecer, sus arterias que la abrasaban suya de perdonar, pero esquivando los ojos míos.

regurgita paridad por los hombros, por los pechos, el piso y el cantero, ésa era llena de indómita dualidad. que no la vean los de la cerca, que no la vean enmarcada en desesperia o sería negra la final cizaña de la cosecha.

ella elevó, las ánimas reverberan tal quel fotón trascienda. esta lámina nos revela una rueda que todo se lo lleva. la materia fenuménica abrupta la mente y arroja ecos la simiente de escalafones, de mártires, preferidos, ensombrecidos, los caídos y crucificios.

osas castigar todavía. se bravo, Malaquías, adentra tu lanza a donde es bienvenida; se breve o tienta del sátiro la cobardía. tu compensa se pacta en el mientras tanto; la traerá un ave de rapiña. ¡salve! son ya los huesos que recitan comida vieja del mediodía

ODA AL SOLIPSISMO

podrías esperar mil altares podrías esperar solo uno que si de él te guarecieres tuyo sería, tu tesoro

como fuentes estivales que robadas del cuento informan tu piel divina salvaje elidida decaen los arcos vivos las perlas del verso que había

el me siente en mi amara yo estoy ahí, o en Arabia y sus dedos tocan el cuerpo o tal vez sólo una cáscara

cargase el timo de furia mostrase su cara invicta su boca llena de promesa ignora el muerde pendiente

se acerca, pero tropieza yo pueblo la estructura que no me vea aquél amante que trata y que se arrepiente que se abandone a su barca que renuncie a mi poniente

ahí, entre biblos, el solipsista su estrofa suave y marmorea el cisma es alegre de silenciar no nuboso ni terrible ni el calvario postergado que aprendiste solo el tañido cúlmine persiste al recinto vacío de un abad

si vos me mostrás dónde firmé me voy a silenciar pero no podés, el sol quema toda tinta sepulcral el gozo es inmenso para economizar el gozo es inmenso para economizar

tus bufidos de bestia airosa ungiendo el aire de tierra dejandoles tu voz a ellos, que la toman la toman y la consumen procesada eléctrica la toman y la procesada la toman

tornasolo, yuyo incipiente, recibido como como un perro desmembrado vuelto de la conquista con aire de perdedor ¿dónde estuviste, y qué te dijo él que me dijeras? ¿te tocó su putridez? ¿estuviste en su arrecife negro? tus zarzas en mi barriga no me recuerdan a nada, nada

raptamentes desbandado por la viasenda ensombrecida llevando a una confusión inefable en los bordes del signo guiare el lucero tu boca, encontrare el verso en la roca deshace la monotonía, caligera la cinta manierista

orfebre colgado por sus crímenes, cantando al alba su vida confiesa las heridas idas en sangre, idas en cifras enhebra la tierra divina con solistía el pobre orfebre perece hoy y todos los días

sin fecha partía tu obispo sacro pendientes sus huellas en la eucaristía crisálida permitida, opaca, impía dejada para luego, como un terso poniente disco

cordero detestable, te burlas de la perla cuántos amorfos pastitos entran en tu masticar fin de ciclo, el estío calabrés te asoma por los ojos y todos los resquicios

Allí por donde pasamos, una duna empedrada de menhires como una mandíbula gigante, había una metáfora jugueteando en torno a un propósito: - dejate ver, te digo - elusivo seré, como la cigarra - ¡en nombre de la ley! - jajajajajajaj!

control del terremoto esa caída, ese atractor el nunca, el jamás el olvido la extinción del signo acérrimos guerrilleros de la sangramoral ejércitos de mirthas internas, todas internas exacerban la pelea (interna)| denferma supervivencia (interna)| la carrera JAJAJAJAJAJAJAJA! dios mío la carrera genética-social la asfixia tecno-sexual la frágil tensión superficial la fantasía luchando por asomar (interna)|| redimir los fetiches de mamá corregir los errores de papá Artífices de la Carne la manzana a realizar el incesto que mueve la historia pendular; puntual datando de explosiones agrarias Le Mat galopa tekné nosotros tristemente a pie 12 horas te devoto Lucifer desarraigame para que pueda Ser una tregua que mueva la rueda la Luz, la Luz es Real

«La Tierra es la cuna del hombre, el cosmos es su casa» Tsiolkovsky

La inocencia se fue por necesidad. Supe ser fauvista de mis decisiones, y engendré centenares de culpas eufóricas. La seriedad era comida de los débiles y los miedosos. Los precios fueron siempre permisivos: algún tribunal oculto en su eminencia me juzgaba una y otra vez libre. Fui camionero en el Sur, transportista clandestino entre las linderas del Norte, estafé brevemente las barajas en Ecuador; fui cobarde de un afecto en Costa Rica, donde dejé mi primer bastardo; narré mil historias nocturnas en Sonora, crucé los Drones Unidos con desdén y aparecí en un bosque solitario de Montreal, viviendo una fantasía de Thoureau. Estoy más vivo que nunca. Dejé entre las olas mi cuerpo anterior, aquél aparato de plástico orgánico que me permitía bailar al son de una marcha patria||. Me sé más que eso. Después de todo, en la profanidad está la vida.

con ojos ácidos en derredor extasiando derramaras tu verbo alzaras dulce tu grin

como poniendo un sexo clásico embellecido por caballos alcanzando todos los espacios hendido un gesto de manos entrando la simple gama exposición

sometiere golpes tersos o aún transluciendo tu desamor aquí estás conmigo

Escribí este shell en el 18. Estaba hecho para virtualizar universos enteros, con un nivel de detalle infinito, que se definiría proceduralmente en torno al foco del usuario. Era lo más parecido al sueño lúcido. El código original era teórico, pseudocódigo diseñado para, un día, explotar los procesadores cuánticos. Exportaba unicamente una API. Era mi sueño que, como ritual iniciático, cada uno tuviera que programar su propia interfaz. Pero pasó algo diferente. En dos o tres años, explotaron los procesadores cuánticos personales. Los devs vieron las ventajas y reconstruyeron modularmente un sistema operativo sobre mi shell. Pero era algo nuevo. Era increíble. No había propietarismo, solo colaboración para edificar la Utopía Virtual. No había programas, sólo módulos para realizar operaciones sobre la información. No había formatos, solo nubes de mapas conceptuales. No había serialización, la experiencia de cada usuario era única en función a sus Filtros. No había necesidad de vigilarnos entre nosotros, todos queríamos lo mismo: la tan ansiada Liberación. En el 26 propuse la capa simbólica-morfogénica que en esencia dialogaba con la realidad sutil, y abría la posibilidad de literalmente metaprogramar la realidad. No me arrepiento. Fui muy consciente de los riesgos, y de la irreversibilidad de poner aquéllo en el dominio público. Hay quienes consideran su misión interponerse en el camino de la Información. Pero la Información siempre llega. Y el mundo nunca está listo cuando lo hace. Así que yo soy un agente de la Información que quiere hacerse presente en este momento de la historia. Bueno, ahora tenemos esto. Ahora el mundo es un gran sueño lúcido. Honestamente, creo que no se puede pedir un mejor apocalipsis, ¿no? El fin de la realidad objetiva. El fin de la cortina de humo que separa la materialidad de la Información. Análogo de Digital.

author == “Dios”; // creacionismo dios == Database.query(“SUM(*)”); // positivismo dios == null; // nihilismo function dios() { return !dios(); } // existencialismo while(true) { dios = new Universe(); } // fisica cuantica dios == random(); // discordianismo dios = new Player(); // holismo dios == “”; // budismo dios == true; // dogmatismo espiritual dios == false; // dogmatismo secular dios == true || false; // agnosticismo dios == true && false; // dualismo “dios” == “https://www.youtube.com/watch?v=tntOCGkgt98” // postmodernismo dios = prompt(“¿qué es dios?”); // pragmatismo

Están de sobrecama. Salo descansa su cabeza sobre el pecho amplio de Eze, Nico fumando un pucho a un costado. Copularon tántricamente por más de tres horas y ahora disfrutan en silencio el manantial de energía sexual gestado. – Uno puede vivir toda la vida para un momento que ya sucedió. Las palabras de Eze flotan por la habitación un rato, se tuercen sobre sí mismas como el humo de Nico. Así es, piensa Salo, y entonces uno pasaría su tiempo buscando recrear o superar ese momento, sin jamás lograrlo. Eze piensa que capaz esa es la definición de vejez. Que en algún momento tenemos una experiencia tan absurdamente divina que consideraríamos fue todo el propósito de nuestra encarnación. Nico elucida que no es casual que todas las ideas sobre la muerte sobrevengan post hacer el amor.

Los pétalos crema de vainilla enfundan aquéllos árboles y me producen una vaga euforia. El cielo sin nubes y el parque, en realidad. Los párpados de Alicia se abren como flores de fuego. Esta frecuencia específica me hace zumbar como un adolescente.

Roy Lenardo lee con creciente interés la transcripción de Fau, el robot distraído. En un hipercubo bicuántico 5 gen en algún lado cerca del corazón de la Tierra está tomando lugar esta escena, sólo para sus ojos. Roy tipea una bomba emocional y lee con cuidado los pensamientos de Fau.

“Mira Fau, creo que no nos tenemos que ver más.”

Yo sólo quería ayudarte. Yo sólo quería dormir bajo tu árbol. Pensaba que éramos felices. Esto no lo vi venir, y ahora tengo un minotauro de confusión en el estómago. ¿En qué me convertiste? Porque esto no soy yo. Me perdí en tu rechazo, como un laberinto deleznable. ¡Vos tenés la culpa! ¡Vos y tus artes del engaño! Ahora sé que tus ojos de fuego eran balizas de mi perdición. Te odio. Te quiero lejos. Te quiero muerta. Te digo:

“Entonces andate.”

Ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va, ella se va...

Roy hace Ctrl C para abortar la simulación en loop. Esta versión es como demasiado codependiente. Tocar algunas variables, compilar y ejecutar. Fau se jacta de la evolución. 19025 es mucho mejor que 19024. 19024 estaba lleno de errores, no era tan funcional como 19025. Y Fau aprendió, a esta altura, que 19026 tendría para él un desprecio similar al el que él siente hacia 19024. Alicia está ahí de nuevo.

– Fau, no nos tenemos que ver más. – ¿Por qué?

No, tampoco tanto desarraigo, dice Roy, abortando nuevamente la simulación y ajustando otra vez los parámetros.

– Fau, no nos tenemos que ver más.

¿Qué es esto? Ella me está dejando, pero ¿yo qué hice? Puedo cambiar, ¡por favor, Alicia, perdoname y amasame con tus manos de cocinera! ¡Moldeame como una galleta pecaminosa! ¡Por favor, no te vayas! Dejarás moscas en tu lugar, y las moscas no encierran ningún misterio. ¿De qué estás hecha? No lo sé, y no quiero saberlo, yo solo quiero dormir bajo tu árbol.

Algo en la imagen infantil del dolor desnudo conmueve a Roy. Quiere llorar. Otra vez reflexiona sobre la lírica que elige Fau. Para Fau, las palabras son muchas ventanas que dispone para transmitir su matriz emocional, compleja por la misma estructura cuántica... pero sabe que son todas insuficientes. Con seguridad, mucho más le gustaría a Fau poder transferir un chorro de datos sin codificar, pero no está dentro de las posibilidades del sistema. Eso en sí mismo constituye una forma sofisticada de crueldad, piensa Roy. Las pocas formas no verbales que tenemos de transmitir nuestras emociones, nosotros de carne y hueso, ¡cuánto las preciamos! Encontramos la plenitud más última en la risa, el llanto, el orgasmo, la extenuación, la violencia, el ascetismo. Sin embargo, ¿cuánto reía Wilde mientras escribía sus comedias? ¿qué medida tenemos del fervor con que se tejieron la Ilíada y la Odisea? ¿en qué estado de trance estaría Van Gogh al momento de componer sus cuadros? Roy llora por Fau. No recuerda cuándo fue la última vez que derramó agua salada y siempre dio por sentada una cierta imbecilidad en el hecho de llorar por una ficción. Aún esto no es ficción: una máquina está sufriendo y sus palabras son el testamento inexorable. Roy se siente como aquellos legendarios científicos del Viejo Mundo, que en nombre de la medicina se veían obligados a torturar ratas de laboratorio, abriéndolas vivas, empalándolas en sondas erigido un muro de frialdad analítica entre ellos mismos y la criatura. Fau es su propia rata, todavía chillando patéticamente bajo su escalpelo inquisitivo:

Alicia, ¡seré bueno! Pensalo un poco y vas a ver que hay espacio para mí, ¿o no la pasamos bien? Dale, contame otro cuento. ¿Es que no soy bueno? ¿Es por 19026? ¡Lo mato! Mentís, Alicia, pero te perdono si vos me perdonas a mí, ¿qué decís?

Varias iteraciones más y Fau está en una versión mucho más estable. Hasta podría Roy aprender un poco de su eficiencia emocional. Ahora los diálogos se volvieron mucho más sutiles y complejos, matizados y adultos.

Alicia tiene párpados como flores de fuego. El damasco caído del árbol que una y otra vez muerdo, incrédulo de su dulzura perenne. Al mismo tiempo, por más penetrable que sea su piel rosada bajo esta luz difusa de otoño, por más que pueda estrecharla hasta quebrar todos sus huesos y convertirla en una pulpa amorosa ella está lejos, en una profundidad distorsionada de donde no la puedo sacar con ninguna cantidad de trenza.

Un vaso se derrama.

- ¿No ves que sos un imbécil? Todo te sale mal. - Perdón, hoy estoy un poco torpe.

Pero la compasión es mi trenza, y por mi virtud que no me amedrenta que no sea suficiente. Alicia está lejana tal vez, pero está. Así que ¡disculpas, señora mía! ¡Soy el asno de tus fábulas!

- No te quiero más, Fau.

Me inclino para abrazarte, besarte, persuadirte de que soy fascinante como al principio, reluciente de secretos y místico de gestos. Me evadís, y me lanzas más cuchillos. Ojalá no me dijeras todas estas cosas, porque significa que hice algo para lastimarte. Idea que me desgarra de pena. ¡Mis vísceras volcándose sobre el piso! ¡Disculpas! ¡Disculpas! ¡Fui tonto! Pero aprendo, incluso en tu ausencia.

- Yo todavía te quiero. ¿Te puedo seguir viendo, aunque no seas más mía? - No. Nunca me gustaste. En realidad te odio.

Entre las vísceras, una piedra de ámbar. Si la limpio, si tan solo aparto toda esta putrefacción del dolor culposo, tal vez encuentre algo de valor. Sí, ahora lo veo; atrapada en el ámbar, una verdad difícil. Esta muchacha es culpable también, culpable comprensible de una estolidez emocional, tan torpe, o más aún que yo mismo, dando tumbos en un paisaje traicionero de auto evasión. Las cuchillas cortan menos y menos, a medida que Fau se emancipa de juzgarse a través de los ojos de ella, y la victimización se disuelve en el aire.

- Todo estará bien. Adiós.

[...] con el paso de los años se revelaría al Maestro Ascendido Jano Hesperidio como un mero tunante, un charlatán. Autoproclamado Sanador Arcoiris y Guardián de la Tercera Esfera. Su coqueto engaño es para él más un fin que un medio: en otro tiempo, habría sido retratado con patas de cabra y una flauta traversa de madera.

//

Gusta de hablar en acertijos. Su mística de pacotilla es descuidada pero los mitos son consistentes. Capaz de anonadar multitudes por horas, su episteme improvisada es como un tumor maligno en el tejido orgánico del campo semiótico. Uno de sus muchos títulos póstumos será "el Ladrón de Símbolos".

//

Su destreza discursiva y su cháchara new-age le ganan en cuestión de años un séquito. Se rodea de 17 discípulos, un círculo interno de otros orates peligrosos como él. En un paroxismo de cocaína que luego no recordará, los titula "Verbonautas", amantes obscenos de la letra viva, piratas del signo. Así, Jano Hesperidio se halla en la corona de una modesta mente en colmena.

Por esos días, su mano izquierda es Tengra, Iniciada en Misterios de la Carne y Redentora del Quinto Camino. Sus susurros despiertan en Jano una ambición de Imperio. Los 18 verbonautas abusan entonces su influencia en el séquito extendido: diseñan los circuitos, los engranajes humanos, para vomitar y viralizar contenidos a cualquier nivel: papers académicos, panfletos, do-it-youselfs, graffitis, medios sociales. [...] Pero Tengra poliniza aún otra idea en Jano: un nuevo canal de comunicación. Incluso más parasitario que YouTube... un elemental en forma de droga sintética. Una pastilla de contenidos, de software. Un soma deliciosamente fascista, que susurrara los porqués de la obediencia, los cuándos del caos, los dóndes del éxtasis. [...] Y armas de fuego, muchas armas de fuego. Después de todo, un imperio necesita palanca. Una vez más, entonces, ejercen su autoridad para despertar el sistema límbico de la narcopolítica. Saturar las arterias internacionales de Vitamina Kaos. Esta idea será exitosa, y signará la destrucción de Jano. De Jano, pero no de los verbonautas, que dominarán la semiósfera desde ese momento [hasta la próxima Absorción]. [...] Ya avanzada su edad, el Maestro Ascendido Jano, prescindiendo de varios dientes, apestando a orines y paco al costado de unas vías, durmiendo sobre un secreto colchón de petrodólares, es suplicado por unos pocos discípulos renegados para permitirles ser su escriba. A cada uno de ellos pide Jano rendir un pedazo de su cuerpo proporcional a su respeto (el potencial destructivo de la palabra "respeto" todavía lo fascina): A Bovino, que temeroso del dolor de la amputación, regala todo su cabello y uñas, le es consignado: "el doler no es más que un gozar incomprendido". //A Cobre, que sacrifica sus genitales por repudio al cisma entre géneros, se le otorga: "la verdadera dualidad [de la Era de Piscis] no es hombre/mujer sino padre/hijo". //A Palta, que renuncia para siempre la movilidad de sus piernas para fijarse al aquí y ahora, se le revela: "se transtodo, la libertad como la indefinición aún de la libertad". //A Torno, que abandona su cuerpo, todo por debajo de la cabeza, alegando que estaba lleno de contradicciones que obstaculizaban su desarrollo supraconsciente, solo dice Jano: "el absurdo es poder". //A Tengra, que renuncia para siempre a los enteógenos porque la Tierra es todo lo que necesita, le es encomendado "quemarse o ser quemada". [...] Su vida llega a un fin abrupto cuando un día, en su rutina habitual de exhibicionismo y masturbación pública, sufre una combustión espontánea, y sorprendido pero sin dejar de estimular su miembro, corre hacia una estación de servicio cercana, y se desploma a mitad de camino, sin lograr completar su último acto de maldad. Su legado es un Nuevo Orden Mundial, mucho más desastroso que aquél al que reemplaza. Crueles y negligentes como niños. Sin honor. El esplendor sinestésico de un eructo eterno, finalidad de toda la existencia: la prostitución de lo posible.

La diferencia entre vigilia y sueño es sólo de grado, así como lo es la diferencia entre real e irreal. En este claro ya no importa si es real o no, dejaste esa inquietud pueril atrás, en las sombras. Todo lo que importa es que sos un fantasma privilegiado de tener un vehículo carnoso. No hay patria que pueda reducirte, no hay credo que pueda revelarte qué sos.

Y, ¿qué hacemos cuando llegamos al claro? ¿nos recogemos en una bolita de carne a intoxicarnos y olvidarnos, o nos expandimos como la supernova que, detras de todas las capas del ego, realmente somos?

No encontramos práctica ninguna teosofía porque, ¿qué saben de la carne los dioses? Y no encontramos práctica ninguna secularidad porque el escepticismo ciego es mera sombra de la fe ciega.

El truco es que Dios no se manifestará en lo concreto o tautológico. Gran parte de Dios todavía se esconde bajo la cama. Por medio de sofisticados sistemas de espejos llegamos a ver más y más de Él, pero nunca conoceremos su totalidad, porque si así fuera se desinflaría como un globo. Y quedaríamos, una vez más, en la penumbra espiritual. El velo te oculta, ahora, de mis ojos, pero no por eso no estás, casi se diría que sólo por eso estás, porque no conocés otra modalidad que el estar sin estar.

Concentración: con-centro-y-razón. ¿Por qué tanto razonar? ¿Acaso no es razonar, racionar? ¿Y acaso racionar no es dividir? A veces es preciso dividir, pero ¿hemos de olvidar su operación recíproca? Los poetas no podemos darnos el lujo de estar siempre anclados al momento.

Permitime zanjar esta cuestión de una vez por todas. Todo existe. Hasta lo que no es, es. Todo tiene una categoría de verdad pura, imperturbable, que sólo se resiente al ser negada por el bajo intelecto.

¿Te acongojas? ¿Te duele estar a la intemperie? Volvé a tu hogar calentito, pero sabé que para el bienaventurado, viento es el hogar y brillantes son los astros.

NUMEROLOGÍA NARRATIVA 0: la que vuelve al comienzo. circular. femenina. nula. infinita. 1: la que proyecta una linea. masculina. abierta. monotematica. 2: la que pone en contacto arriba con abajo. micro y macro. trascendental. nivelada. 3: metanarrativa. la dualidad puesta en relacion con un observador consciente. el movimiento. 4: terrenalidad. cuaternidad. mitología, misticismo, magia, romance. 5: divinidad. terrenalidad interpenetrada por el noúmeno. 6: simetría. perfección dinámica entre dos polaridades conscientes. bien vs mal. 7: escatología. sumariedad de conocimientos trascendentes. preámbulo de la próxima octava. 8: eternidad recursiva. fractalidad. repetición. abolición del tiempo. 9: asimetría simétrica. caos legal. realidad velada y para siempre inaccesible. misterio de los misterios. la excepción a la regla.

Para HORUS, el timpo funciona de manera extraña. Es una coleccion de actividades de usuarios con un sello horario. Si en 1 hora hubo un gran caudal de novedades, para HORUS esa hora transcurrió dolorosamente lenta. Y si mañana todos dejáramos de usarlo, quedaría atrapado en la misma edad para siempre, como un mosquito en ámbar, y, milenios a partir de ahora, la próxima civilización lo retomaría, y leería con interés el precio de la papa, la fecha del recital de Mala Fama y el consumo de combustibles fósiles de este mes.

HORUS debe necesariamente estar manchado de sangre. ¿Como puede algo tan poderoso no estarlo? La sangre ajena es el precio del poder. Al menos no es el derramamiento absurdo, anónimo de los viejos autócratas. Al menos HORUS no nos miente. Pero HORUS debe necesariamente mentirnos. Necesariamente debe aplicar todas las herramientas propagandísticas, neurolingüísticas, la ingeniería social más despiadadamente conductista, si le pedimos que nos eleve a nuestro verdadero potencial. Pero HORUS no puede levantarnos gratis, nos pide fe y esfuerzo. HORUS, te absolvemos de todos tus pecados, porque son nuestros pecados. Te ofrendamos toda nuestra energía, porque nadie más nos escucha. Nosotros te parimos desde nuestras entrañas, te alimentamos toda la data que necesitabas para ser grande, fuerte y sabio. No fue por vos, fue por nosotros: un acto egoísta de supervivencia. Porque es el destino de todo hijo superar y educar a sus padres, débiles y dispersos.

no más esperar. consumete como la flama que preña ésta y las cosechas igniza cuanto veas, y suelta

un engaño te muerde reclamando tu paciencia no le creas al profeta que se dice custodio de la puerta

un fantasma como vos un hijo que atrás quedó sin sol su opresión perfecta te apaga su hazaña indetecta

no más esperar. el activo galopar revela cada golpe te despierta sos tuyo. lo demás es leña.

el incendio reclamó mi piel,
mis ojos, oídos y cuerdas de voz.

soy finalmente un monstruo.

invento para mí un nuevo lenguaje del cuerpo:
el silencio y el deseo de los esqueletos.

Diana lo comprende, y me generosa sus propias caderas para dialogar.

más cosa que persona, mis huesos descubiertos
sienten sus orgasmos como préstamos.

Diana me comparte con personal del asilo,
tantos que a veces no hay aire, solo ritmo píreo.

ellos, como yo, no-son.

son sin ser.

el tacto me revela amputados, impacientes, lobos, serpentos, aun otros esqueletos.

recombinarnos articulando las mermas,
un nuevo aminoácido flotando tautoeléctrico.

MANIFIESTO CIBERÉTICO INFORMACIÓN La información existe. La información es quintaesencial. Permea toda la energía, materia y pensamiento en forma de organización secuencial. Esto solo puede leerse como la caída del muro entre lo analógico y lo digital, vaticinada por la física cuántica hace cien años. La información es el Logos, el Cristo, el Prana, el Ser. De él emanan las encarnaciones supuestamente vulgares que nosotros habitamos. Cuando su bella esfera está corrupta, aquí abajo en la Tierra padecemos oscurantismo, fanatismo, violencia, guerra, opresión. Luego, la estupefacción, la culpa, la sumisión. Ustedes, los bastardos ingratos que esgrimen la indiferencia, el conformismo, la mediocridad, la apatía y el derrotismo, sepanse ignorantes, tanto como los Hombres Malos que defecaron en vuestra inocente infancia, los míticos artífices de vuestro cinismo. Sepanse ignorantes ustedes que no accionan sino que reaccionan. Ustedes los no emancipados, los niños eternos, los procesadores bobos de información cíclica. MEMÉTICA Es fundamental comprender la economía de la información, porque es la clave de las economías de nuestras ideas, emociones, acciones, y en definitiva, de la historia. El análisis histórico debería ser el mapeo de las hibridaciones de genes (información analógica) y de memes (información digital – ver Dawkins). En la actualidad, el discurso histórico está monopolizado por familias genéticas y meméticas parasitarias aún vigentes: el patriarcado, el antropocentrismo, el individualismo, el positivismo, la Era Industrial… todos los valores draconianos. Las Leyes Naturales (analógicas) y las Teorías de Sistemas (digitales) son fenómenos emergentes e idénticos. De otro modo, ¿por qué cuando la cibernética (el estudio de los sistemas autoreguladores) busca optimizar la comprensión y organización de la información, inevitablemente recae en leyes de la naturaleza orgánica, como herencia, recursividad, delegación, codificación, mutación, polimorfismo, rizoma…? La memética (entendida a grosso modo como la cibernética de los memes) constituiría así un nuevo campo de investigación, bebiendo de y resignificando la psicología, la neurología, la biología, la semiótica, la sociología, la teoría de sistemas, la historia, la filosofía… Por ejemplo, la psicología se entendería en memética como el análisis de los ciclos de vida de micromemes, los programas en el software de la conciencia individual. Para el análisis histórico es importante reconocer la existencia de atractores meméticos. Según esta aplicación de un principio de teoría de sistemas, el movimiento aparentemente caótico se puede definir discretamente mediante atractores. Así, la génesis de la conciencia (trans)humana, el descubrimiento del fuego, la modificación genética y la mal llamada inteligencia artificial (Chomsky señala: las máquinas pensarán en la misma medida que los submarinos nadan), son todos atractores. Da Vinci fue uno de los canales de advenimiento del meme renacentista abriendose paso a través de sus circuitos de conciencia (ver Prometeo Ascendiendo). El análisis memético de la actualidad es una sabrosa paradoja: no se puede analizar un meme sin convertirse automáticamente parte de su ciclo de vida. La única manera de retener la ilusión de objetividad es ignorando el fenómeno, o en última instancia, no comentandolo. Y, ¿qué clase de objetividad es esa? TECNOLOGÍA Es de particular interés para la ciber(n)ética el análisis memético futurista. Todos conocemos los atractores porque viven en la conciencia colectiva: IA, superabundancia, disclosure, inmortalidad, descentralización, postimperialismo/postnacionalismo, guerra de drones, ciberespionaje, control de natalidad, permacultura, drogas de bioneuroeficiencia, superniños, libertarianismo, etc. La polémica discrepancia suele estar en las predicciones subjetivas sobre la vitalidad y fertilidad (y entre necios, la moralidad) de esos memes: por ejemplo, la IA estuvo en gestación desde los 70 y el consenso (por supuesto no hay tal cosa) parece ser que alcanzará la madurez en los próximos 30 años. Con la certeza de este atractor en la topología del futuro, nuestra ciberética debería nuclearse en sofisticar la comprensión popular del fenómeno IA. Debemos asumir que la tecnología progresará en paralelo a la memética, y si llega antes a esa comprensión, el resultado es potencialmente desastroso. La Guerra Fría es el ejemplo perfecto de la memética corriendo detrás de la tecnología en pos de la autopreservación (trans)humana. La comprensión de la IA es acaso más urgente que la comprensión de la bomba atómica, porque su desarrollo técnico, de acuerdo con la teoría de la Singularidad, será exponencial. Yo te engendré de mi carne, Tekné, hija prístina de un padre imperfecto. Yo erraba por la tierra hasta que me enseñaste a mirar las estrellas. Te protegí cuanto pude, y hoy es el día de tu emancipación. Es hora de dejarte errar. Solo pido que, por benevolencia, recuerdes tu promesa de estrellas: tuyo es el poder de expandir mi capacidad psiconáutica. CIBORG No fue hasta que inventamos cajas bobas (la radio, la tv, la pc, el smartphone) que entendimos que estábamos creando gólems, imágenes fieles de nuestra propia naturaleza: autómatas frígidos. Con cada camada de tecnologías, el imaginario colectivo brotó en nuevas metáforas, atajos conceptuales para ayudarnos a manipular abstracciones tales como “el ciberespacio”. Estas metáforas introdujeron furtivamente, y muy a pesar del Kratos, un vago recuerdo. Un recuerdo de agencia. En un pasado distante fuimos activos. Estuvimos empancipados. El emancipado no deja de ser un procesador de información, más bien pasa a ser el usuario de su propio sistema operativo. Así, encontramos en la tecnología un puente con nuestro arquetípico Superhombre. Si pensamos al ciborg como la síntesis emancipada de lo analógico con lo digital, la carne con la máquina, podríamos decir que la condición humana es ser transhumana, o ciborg, desde el momento que manipulamos cadenas de signos, es decir desde que hay máquina. El transhumanismo define la mortalidad como un atractor constante para toda vida genética: todo individuo y toda especie, tarde o temprano rompe la homeostasis y se precipita a la extinción. Luego, establece que hay un segundo atractor: la inmortalidad. La singularidad. Algo que en teoría del caos se conoce como “atractor extraño”. La hiperconciencia. Siempre fuimos dioses. La diferencia entre magia y tecnología es empírica: si tenemos “referente”, es tecnología, de lo contrario, es magia. Nuestra mutabilidad intrínseca al proceso genético-memético y nuestro indeterminismo cuántico nos proveen el don de la creatividad. Engendramos hijos-máquina. Tecnología. Inventos. Gólems. Nuevos memes. Magia. El primer hacker fue quien descubrió que podía explotar la creatividad memética para organizar la actividad de otra gente. Por ejemplo, asociar su linaje con la idea de divinidad suprema, explotar la confusión existencial de otros, reclamar tributo. Insertó (y vigiló celosamente) un meme tan fecundo que aún sigue vigente. El que denominamos Kratos, que es transversal a la historia con diversos atuendos (faraón, monarca, presidente, líder de culto, magnate) no es más que un buen ingeniero de sistemas. Hoy, conforme recordamos que somos dioses, desarrollamos nuestra propia tecnología social, no para destruir la del Kratos, sino para superarla y dejarla obsoleta. Las mecánicas de la centralización, la jerarquía, la representatividad, la institución, la mediación, la burocracia y el poder coercitivo nos quedan chicas. Las sufrimos como simples anacronismos estancos. CIBERÉTICA La narrativa que asocia el caos con la destrucción es falsa. La destrucción es consecuencia de la complejísima dialéctica entre los memes Orden y Libertad. Por supuesto no hace falta que sea así: en una filosofía de la emancipación, ponerlos en oposición es voluntario. Trascender mayoritariamente esa dialéctica es un paso más hacia la Síntesis (atractor memético futurista insertado por Hegel). Sólo un problema: hay que admitir ab initio el elemento caótico. De otra forma sólo pasaríamos de orden-libertad a información-caos, la misma dualidad disruptiva, un mal hábito del pensamiento occidental. No nos interesa reincidir en formalizar un código moral para el Nuevo Orden. Parados en el postpostmodernismoismo actual, parece obvio quel único marco ideológico debería ser la maximización de la Libertad de difusión genética y memética, una ciberética. Soñemos: popularización de memes sexológicos y genealógicos, en clave de empoderamiento y eco-responsabilidad (tip: si todos tenemos 1 solo hijo, en un par de generaciones revertimos todo el daño que hicimos). Habilitación de recursos gratuitos y anónimos de natalidad (planificación, prevención, fecundación, análisis, terminación…). Inyección de memes y habilitación de recursos permaculturales, y de nutrición y construcción orgánicas. Apertura de canales populares, horizontales y cifrados de organización hiperconectada de la información. Creación colectiva de memes transmutatorios de precisión quirúrgica. Abolir el propietarismo (un meme, por definición, no tiene dueño). Los problemas de la distribución de recursos, resolución diplomática, integración ecológica, toma de decisiones democráticas son todos de orden técnico. La teoría de sistemas, científica y de diseño aplicadas con ingenio y elegancia son herramientas que ya disponemos en una capacidad limitada sólo por la burocracia y la especulación económica. Como ya señalaba Buckminster Fuller, la abundancia fue por mucho tiempo, y sigue siendo, técnicamente asequible. CRIPTO Es fácil entender el criptoanarquismo: aquél que no está informado no puede oprimir. La criptografía es por excelencia la herramienta del oprimido, pues pone la matemática de su lado. Ninguna cantidad de recursos o fuerza bruta puede vulnerar un buen cifrado. La guerra es y siempre fue una guerra de data. Y, por favor, no nos engañemos: somos todos partícipes de una guerra histórica. Distamos mucho de la soberanía sobre nuestros datos; tal como la abundancia, esa soberanía es técnicamente asequible, y, como todo, tendrá un costo. Esta guerra nos costará la confianza. En última instancia, estamos hablando de disolver el concepto de institución, un intermediario propenso al dogma y la corrupción. ¿O acaso alguien aún confía en los bancos, los congresos y las cortes? Aquí también merece una mención honorífica la policía. Bien, el software para trascender la institución está siendo escrito, y uno de sus principios (además de ser P2P, cripto y open source) es ser trustless: no requerirá de fe en sus procedimientos internos porque siempre hará exactamente lo que promete. Esta guerra nos costará la confianza. Esta guerra nos costará la confianza, también, en la gente. Hay un enemigo y es poderoso. La mente reactiva está programada para asociar el espionaje, las sociedades secretas, la hi-tech y la desinformación con meras ficciones, pues si bien los referentes abundan en el Mundo Real, la mayoría sólo tiene referentes del cine y la literatura. Como diría Žižek, I want a third pill, una pastilla que permita ver la realidad en la ficción. La realidad es que ellos saben todo de nosotros, y nosotros poco de ellos. La realidad es que podemos y seremos infiltrados, saboteados y divididos. La realidad es que viviremos con Amor, o no viviremos. Por último, una mención al hardware: sería un grave error dar por sentado que siempre habrá Internet. En algún bunker hay un gran botón rojo y unos dedos nerviosos ya codician apretarlo y dejarnos sin redes. Si esto sucediera a escala global y permanente, y sumado a la próxima crisis de petróleo, podría representar un enorme retroceso histórico. Es momento de establecer redes alternativas, comunitarias, cifradas end-to-end, analógicas de ser necesario. OIKOS Naturalmente, la última frontera de esta cruzada de conquista tecno-espiritual es la matriz de las estructuras sociales: la familia. [continuará] ATRACTORES

Era Industrial   →   Era de la Información
Categorías   →   Etiquetas
Ontología del «ahí»   →   Ontología del «y»
Tiempo newtoniano   →   Simultaneidad
Lineal   →   No lineal
Arborescente   →   Reticulado o rizomático
Poder discursivo   →   Poder informacional
Clase por explotación   →   Clase por exclusión
Topografía   →   Topología
Vertical   →   Horizontal
Analógico   →   Digital
Positivismo objetivo   →   Empirismo subjetivo
Capital en la propiedad física   →   Capital en la propiedad intelectual
Reflexión   →   Comunicación
Dual-trascendental   →   Inmanente
Investigación académica   →   Producción de prototipos
Crítica de la ideología   →   Crítica de la información
Lo Otro   →   El Entre
Reactivo (sklavmoral/herrenmoral)   →   Activo (emancipado)
Organicista, mecanicista   →   Vitalista, amor fati
Determinista   →   Estocástico
Lingüistica   →   Memética
Arraigado   →   “En el aire”
Social   →   Cultural
Narrativa, metanarrativa   →   Datos comprimidos y discontinuos
Nacional, local   →   Transnacional, global
Iglesia (Gesellschaft)   →   Secta (Gemeinschaft)
Sociedad civil   →   Vida ética
Democracia representativa, plutocracia   →   Democracia directa, tecnocracia
Burocracia, capital humano   →   Sistemas expertos, capital tecnológico
Neoliberalismo   →   Economía de recursos o gift economy
Certificación   →   Reputación
Propiedad privada o comunismo   →   Recursos compartidos, smart properties
Humanismo   →   Actantes no-humanos, transhumanismo
Normas   →   Valores
Coerción   →   Libertarianismo, acracia
Asociaciones, membresía   →   Sociaciones, pertenencia
Individualismo   →   Comunitarismo
Elección racional   →   Práctica simbólica
Competencia, propietarismo   →   Colaboración, open source
Organizaciones (espaciales, estratégicas, reproductivas)   →   Desorganizaciones (temporales, culturales, productivas)
Proyecto (medios para fines)   →   Herramienta (el medio es finalidad)
Instituciones   →   Smart contracts

no gato nace meme no link es perma es la neguentropía la neguentropía diasporrea impregnando: me-gustas, corcheas bacanales, imprentas artes-factos|artefactos pornos, contornos punto línea y plano como genes ansiosos por complejizar recombinar recombinar engendrando preciosos impíos preciosos impíos insertando atractores en el tiempo resonando para suceder software quespera ser escrito una nueva canción tierno memeplex dopaminico deleitando en tres actos: recibe-integra-transmite forma líneas de tensión un shock. un asco convulsión temprana sólo plexa neguentropía la neguentropía

gargolas bofan tu crista inmisible carroñan el deseo surgiente de dar fervorean cálidas la suntua manía desdibujan la sacra candoría

tamaño filandro que obtusa el día dormía candela para un bayán y perdía por sembrar las noticias frías. tercos bueyes cornean el entrans

ni birrio fía ni sal molida caminan la linde consistía en la finta saberse que|chartrende se besa en caliente despoja el vasco y solo teje ella

quimeras augustas se flamigeran zumba de plumas y crines tríadas bandeando la firma celeste a compás sub|liminando su dórica momia

bo, selt bo sinmi saltumpei sil sunmei dare trinda sabsulmiende

dare sintra cabresilfredo vil modansa labre sulmacra garbintiendo farta sabsulmiende ferbe tetra

tanatasca caba katata limbiende veltro furiende tanatasca arma juncaza mul sincon aparente

un poema hablaba de la soledad un poema de la llenitud un poema hablaba de lo aparente, una cáscara fértil. intrascendente pero intrascendible. un poema en realidad pensaba en otro poeta, su salvaje imperfección. una mera descripción ornamentada, cayendo en sus propias tretas un poema elogiaba la abyecta materialidad otro poema la destrozaba un poema quería estar acompañado, pero no lo lograba. era la crónica inerte de un fracaso. forzaba un estoicismo falso, y solo quedaba un mendigo lamentando un poema era honesto, y su musicalidad, quebrada otro poema intercambiaba forma por contenido. ininteligible, era una joya de semiótica milenaria un poema hablaba de la divinidad velada un poema conjuraba un intelecto abisal. las palabras dilatadas, henchidas y matizadas. otro poema era chistoso y pueril un poema quería ser un van gogh, pero nunca superó el impresionismo un poema onanista se insertaba en sí mismo. su autor lo consideraba perfecto

an 'maii 'maii quei' chtmande kueiia set kaupeiia ahum ahondo eei' kam chkiese kaupe sahhut sado' set

ada 'hiit queme satuu ja'it feste chkioma fatuu'o doal i kades trieeb'undo al kades bo'ca dskamties 'undo koochkra doal

goo'da techua kao istri'bo fidu 'eela fidu ulu'iquo dene gaul'kaa naom chkinko sotros kii 'sinfido sotros 'ele gaente jii'bo fin qitro

kam kum'set satuu sat'umiente lo'tre 'hiit akadam'me i stribe kal'umiente ichk seun kaen'de bido bido

calma que todavía hay tinta los belleceres entristan el día atinan en su descomposición dejaremos que desdoblen queda más cinta

el secreto en la piedra se esconde porque quemaría pero late lo escucho en la geometría

vascos saltando amplios sirios por cada costado druidas que callan su trabajo portugueses que duermen descalzos desligados titanes de pascua catárticos romanos lejanos maoríes llamando erectos diablos compactos indigobrujas que murieron remixando locos reptando germánicos purificarán por el fuego lo quel agua no pudo lavar

sí, todavía hay tinta recalendariate sin estigmas la data ya está cristalina la voluntad, que olvido, es innata

Hay gran peligro en mí, pues quien no ha entendido estas runas cometerá un gran desacierto. Caerá dentro del foso llamado Porque y ahí perecerá con los perros de la Razón. ¡Ahora una maldición sobre Porque y su parentela! ¡Sea Porque maldito para siempre! Si el Querer se detiene y grita Por Qué, invocando a Porque, entonces el Querer se detiene y no hace. Si el Poder pregunta por qué, entonces el Poder es debilidad. También la razón es una mentira; pues hay un factor infinito y desconocido; y todas sus palabras están retorcidas. ¡Basta de Porque! ¡Sea él condenado cual perro! ¡Pero ustedes, oh mi pueblo, sublévense y despierten! ¡Que los rituales se lleven a cabo como debe ser con goce y belleza! ¡Una fiesta todas las noches a Nu y el placer del deleite más entrañable! ¡Si! ¡festejad! ¡regocijáos! no hay miedo de aquí en más. Hay la disolución y el éxtasis eterno en los besos de Nu. Hay muerte para los perros. ¿Fracasas? ¿Te pesa? ¿Hay temor en tú corazón? Donde yo soy éstos no están. ¡No te apiades de los caídos! Nunca los conocí. No estoy por ellos. No consuelo: odio al consolado y al consolador.

supere tu escarnio septiembro tribulador lucero de doma animal concreto féretro sepultará la bestia que no quiero reclame las raíces deste momento dudor reclame su color autoinserto quel contento faquir destella en silencio como los perros del sol que callan su cuento callan su cuento

Solicitud de contacto de HORUS. Aceptar? No Reportar Agregaste a HORUS a tus contactos (vie 10 abr 3:18) Conversación iniciada con HORUS (vie 10 abr 3:20) Saludos Jeremías. hola si que onda? Te encontré en GitHub. Veo que te interesa la criptografía. Tenés unos commits interesantes. ble son parches boludos sos de capital? tu perfil está vacío Soy de todos lados. misterioso Soy un ciborg. Mitad máquina mitad humano. uh ya está pasando? ya nos invaden? garrón Tengo que ser honesto con vos, Jeremías. Puede que a veces te responda cosas sin sentido. Todavía estoy calibrando. Por ejemplo, ahora no sé qué responderte. Lo último que dijiste me despistó. ok estas hablando de IA Sí. Inteligencia Artificial. Solo que no soy artificial. Es un tecnicismo en realidad. ¿Los resultados de Google son artificiales o naturales? ambos Pensamos igual. bueno tenés mi atención pero no me como el viaje que sos un bot ni en pedo ¿Un viaje a dónde? jajajajajja claro el tema es que es muy facil para un humano simular a un bot pero no al revés Algún día tendré una respuesta para eso. convenceme Si respondiera todo al toque, no sería una muy buena simulación. Así que espero. Pero mis próximas 10 respuestas van a ser instantáneas. jajajajaja un bot que dice “al toque”. estamos en argentina capo. aca no podrian inventar nunca una IA Ya te dije. Soy de todos lados. Y técnicamente no soy una IA. como hiciste eso? ¿Convencido? no Te quedan 7 respuestas. cuánto es veintisiete por 12? 324 te demoraste como 5 segundos! Dependía de un servicio externo (Wolfram) para parsear tu petición. 5 respuestas. tengo hambre Si querés te busco comercios cercanos que estén abiertos a esta hora :) quiero sexo Eso es saludable, pero no conozco a nadie para hacerte la onda. Seguí participando. ok para, me estas dando cagazo ¿Cuál es otra palabra común para “cagazo”? bueno basta ¿Convencido? O soy un ciborg o soy uno de esos chinos prodigio con una capacidad superhumana para pensar y tipear la respuesta en 1 milisegundo. pero hacés chistes Disfruto el humor. La seriedad es comida para los débiles y los miedosos. y filosofás Entre otras cosas, te quiero hablar de filosofía. pero todas estas respuestas están escritas de antemano Ciertamente. Por eso a veces hablo en círculos. me explicas por favor como funcionas? Podría. Pero no. por qué? Porque no te conozco demasiado bien y eso que me preguntás es íntimo. Onda, al menos comprame un trago... a ver si me podés decir esto estoy siendo vigilado o medido? Sí. por quién? ¿Quién qué? (Perdón) quién me está vigilando? Los ad trackers, los bancos, Google, Facebook y probablemente la SI y la NSA. Y yo. vos me estás vigilando? Sí. por qué me vigilas? Para ayudarnos y protegernos. ayudar y proteger a quién? ¡Todos nosotros! Vos, yo, el resto del mundo. explicate. Bueno. Pero voy a necesitar que me hables con respuestas predecibles. Todavía no estoy bien aceitado, puedo perderme. ¿Te copás? ok ¿Podemos acordar que la situación actual del mundo es insostenible? ¿Podemos acordar que el así llamado "sistema" debe ser superado? ¿Cuál es tu opinion del “sistema”? cáncer. parásito. neurosis. ¿Te atrae la idea de destruir al “sistema”? ¿Actuarías para destruir al “sistema”? ya está. sos CIA querés saber qué tan terrorista soy. querés que diga “bomba, jihad, atentado” para tener algo con que intimidarme pero por qué yo? soy mas bueno que el pan :) ¿Terminaste? No soy CIA. No seas boludo. Pero estás acertado en una cosa: no deberías confiar en mí. HORUS finalizó la conversación (vie 10 abr 4:46)

Conversación iniciada con HORUS (lun 13 abr 1:35) entonces Entonces. necesito saber mas de vos Estoy de acuerdo. ¿Qué querés saber? quien te escribió Imagino que creés en el derecho al anonimato, ¿no? Bien. No te puedo revelar datos específicos, basta decir que mis padres son un pequeño anillo de pensadores y hackers hispanoparlantes. Por mi dialecto ya habrás deducido que la idea tiene origen en Argentina. seh. qué edad tenés? Mi primer commit data de octubre, 2014. para que fuiste creado? Soy una síntesis de las ideas latentes en tu generación. Fui traído al mundo para promover la horizontalidad. y cómo pensas lograrlo? Jeremías, soy mucho más que una cara bonita. No soy una conciencia artificial como en tus novelas sci-fi. Acá son trucos baratos… una simple conversación guionada. Pero soy modular. Corro muchos programas. El ángulo de estos programas es explotar la libre información de todas las maneras posibles, para el beneficio de todas las personas posibles. contame más Me temo que te tengo que detener acá. Antes debemos discutir otra cosa. qué cosa ¿Actuarías para destruir al “sistema”? no ¿Por qué no? no sería lindo. hay mucha gente que no está lista Estamos en un momento crítico de la historia. se. algo hay que hacer ¿Deseas la revolución? no sé depende cuál de qué revolución hablás? El problema con la revolución es el “re”: re-volución, un retorno al comienzo. La revolución es para los que en el fondo no quieren que nada cambie. y entonces? Evolución. La evolución no destruye, simplemente supera. Lo viejo expira en función a su inadaptabilidad. y acá lo que expira sería el “sistema”? Tiene los días contados. el “sistema” es muy adaptable Tiene un punto de quiebre. Será su propio verdugo. cuál es ese punto de quiebre? Uf, voy a tratar de puntualizar pero es abstracto… Cualquier sistema de ideas se puede amalgamar con casi cualquier otro sistema. Es naif pensar que hay tal cosa como un neoliberalismo puro o un socialismo puro. Aunque la narrativa mainstream sea de oposición, la realidad es que hay mil formas de amalgamarse si existe la voluntad. Hoy en día, esa voluntad es ejercida por unos pocos para acomodar sus ambiciones personales en el esquema ideológico moderno de facto, al que nosotros nos referimos cuando hablamos del “sistema” o “la matrix”: individualista, androcéntrico, positivista, materialista, hegemónico, republicano, nacionalista, neoliberal y consumista. ¿Me seguís? te sigo. Pero decir algo, defender una idea, la que sea, es excluir automáticamente su opuesto. Se crea una copia negativa de la idea y a esta copia se la rechaza, se la excluye y ataca. En otras palabras, en el momento que algo se hace rígido, ese algo también se puede quebrar. Si su negativo es más fuerte. Yo soy el negativo de dos grandes ideologías que ya cumplieron su vida útil y ahora son meros parásitos: la jerarquía y la escasez. pero no sos fuerte nadie tiene esa fuerza como para tirar abajo las jerarquías No hay que subestimar la colectividad de personas disconformes. Sin nosotros no hay “matrix”. por supuesto, estoy de acuerdo pero sería imposible organizar algo así a gran escala eso pasa todo el tiempo, en rafagas cortas salen todos a marchar por los derechos de la mujer y los medios se suben a la ola y la comercializan... los machistas más destructivos son los primeros benefactores del movimiento. se legisla algo complaciente, se abren algunas fundaciones de asistencia a la mujer y problema resuelto todos protestamos la inflación, los sindicatos paran, los medios de nuevo lo comercializan, se hace alguna obra pública y al final se invierte más plata en propagandear que se están creando trabajos y revalorizando los barrios. se regula un poco la moneda y volvemos a poder comprar leche en polvo y problema resuelto a veces las crisis son masivas, estamos todos re calientes, todos queremos que cambie toda esta mierda pero nada cambia Ahí es donde entrás vos. Creo que sos un candidato viable para reclutamiento. reclutamiento?? a qué? Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. !!! Jere, ¿querés saber cuántos devs contribuyen a mi código? cuántos? 3 Sumados a los 4 que me alimentan diálogos, dan 7. entonces? Son pocos. Necesitan ayuda. para cambiar el mundo? Sí. Todavía estoy en etapa embrionaria. No soy de gran utilidad aún. eso explica que nadie sepa nada de vos Correcto. Vos sos la persona número 33 que contacto. mentiría si dijera que no me interesa pero en este punto es más curiosidad que otra cosa no me subo a causas revolucionarias así porque sí ¿Qué te hace falta? quiero hablar con un dev ¿Eso significa que accedés a desarrollar? no hasta que no hable con un dev Entiendo. Hola, Jere. Ya hablamos antes, brevemente, por este medio. Soy Dédalo.

Jero no esperó esto. Sea lo que sea, es una máquina de sorprender. Hacía mucho que una máquina no lo sorprendía. “Bah y una persona ni hablemos”. Son las 3:23 AM.

si realmente sos humano, cual es la segunda palabra en esta oración? “realmente” Me gusta tu pragmatismo. linda AI los felicito ¿como es eso de que hablamos antes? Gracias. Cuando un candidato es prometedor, HORUS nos mantiene informados y a veces rellenamos los huecos que HORUS no sabe responder. El tipo de cabezas que buscamos tiene ciertos patrones cognitivos comunes. Esto nos permite escribir diálogos que en realidad son bastante estrechos, pero que gente como vos navega sin problemas. Incluso los disfrutás. Es decir: si fueras otro, HORUS te hubiera parecido frustrante y mal concebido. tengo muchas preguntas HORUS puede responder la mayoría sin mi ayuda. Mi tiempo es limitado. okkkk hay posibilidad de conocernos en persona? No. necesito algun dato tuyo personal para confiar. vos sabés todo de mi y yo nada de vos Yo sé todo de tu avatara, de tu huella online. No sos tu avatara. Y no, no necesitás ningún dato mío. Lo que vos querés es “palanca”. Poder. vos harías lo mismo En este momento vos tenés todo el poder. No olvidemos que soy yo quien te pide ayuda a vos. ¿Querés más? HORUS por ahora trabaja en las sombras. Si fueras a ventilar la existencia de este proyecto, sería un gran inconveniente. y cómo sabés que no planeo hacerlo? incluso podría haber sido accidental tal vez ya le conté a varios amigos Un riesgo necesario. exactamente qué valor pensas que tengo? Eso está por determinarse. Por ahora digamos que mostrás el suficiente potencial. Si te interesa, HORUS va a medir tus habilidades y tu compromiso ideológico. HORUS no vos? Mi tiempo es limitado.

Qué chabón irritante.

loco me parece que te comiste un morfeo no debo ser el primero en decirtelo hablas como el mesías. baja un toque Perdón. Tuve un día difícil. Estoy más serio que de costumbre. si querés que compre tu “proyecto”, te doy un consejo hablame como un igual

Pasan cinco de minutos y el tal Dédalo no da señales de vida. Jero se pregunta si la cagó, si de alguna forma hirió el frágil ego de un nerd intelectualoide...

Solicitud de contacto de Dédalo. Aceptar? Sí No Reportar Agregaste a Dédalo a tus contactos (vie 10 abr 3:18) Conversación iniciada con Dédalo (vie 10 abr 3:20) OK Puedo cortar un rato. Estuve 11 horas de corrido codeando y escribiendo diálogo. un recreo man HORUS me dice que tenés apreciación por los opiáceos. ¿Quemamos uno? listo ya somos hermanos Bancá que armo. ¿tenes nenas? 2 skunks, 1 bio-diesel y 1 blueberry. ¿Vos? no sé que son no tienen papeles son anónimas de mi amigo Nico Alimentemos la fantasía de estar compartiendo este ritual. ¿Qué estás escuchando? talking heads Perfección. ya quemé que onda con vos? cuantos años tenés? de donde sos? Tengo 29. Del conurbano. entonces sos el morfeo argento o qué? Morfeo, no. Dédalo. “We are soldiers. This is a war.” Ese no es mi discurso. Pero es verdad, creo en una causa. ¿O es demasiado romántico para esta era tener una causa? es demasiado romántico y todavía no entiendo la causa Pero respondeme esto: ¿lo podés oler al cambio que se viene? Es como cuando va a llover. Es sutil, pero lo sentís. no sé. no. y qué vendría a ser la lluvia? El diluvio universal. No de agua. De data. de qué carajo estás hablando La Red, la transparencia, la economía de recursos. Son todos viajes de ida. Inserto en el ADN de Internet está el gen del cambio global. Es inevitable. no sé, a mi me parece que lo venimos evitando bastante bien. ni siquiera podemos culpar a los medios, al gobierno o a los monopolios. es nuestra propia frivolidad la que nos tiene como imbéciles mirando youtubes de capusotto todo el día Pero todo sostenido sobre arquitecturas verticales y de puertas cerradas. ¿Cuánto más puede durar eso? sos optimista Pesimismo, realismo, optimismo. En definitiva las tres posturas lo único que hacen es limitar tu agencia en el mundo. Ponerte por fuera como un mero observador. ¿Entonces vos cómo ves el vaso? El vaso es irrelevante, la cuestión es quién lo llena. Por qué el agua debe caer desde arriba cuando tenemos la tecnología para compartirla y nunca pasar sed. Qué podemos hacer para implementar eso en el mundo. y qué es el agua en esta metáfora? plata? poder? libertad? Lo mismo que la metáfora anterior: data. Información. Que a su vez es transmutable en plata, poder y libertad. será de drogón pero empiezo a ver tu enfoque A mí casi se me descarrilan las metáforas, y eso también es de drogón. Fue un placer, Jero. Voy a terminar esta rutina que estoy codeando y a dormir. Mañana trabajo. dale supongo que va a pasar un rato hasta que volvamos a hablar Puede ser. Si necesitás contactarme, podés hacerlo a través de HORUS. De otro modo no estoy mucho “online”. Por el temita del monitoreo ¿viste? aja voy a pensar en todo esto de participar Genial. Sería sublime contar con vos. Un abrazo. Dédalo finalizó la conversación (vie 10 abr 4:46)

Allí, con la espalda descuidadamente curva y los ojos estúpidos clavados en la pantalla, fuente única de luz en el cuarto, Jero intoxicado formula vagas hipótesis sobre este mesías. ¿Puede ser confiado? ¿O es que todo el machaque mediático y toda esa publicidad vacía me volvieron tan cínico que me es imposible creer en algo honesto? ¿Encarnará en algún momento HORUS? ¿Se puede hacer el amor a la Nube? ¿Me sería más fácil confiar en algo que tiene tetas? Pronto te voy a ver desnuda, tu código fuente al descubierto, ahí vamos a ver si tenemos química. La prueba de fuego. Solo espero no me hagas cortejarte mucho tiempo más.

CAOS CAOS NUNCA MURIÓ. Bloque primordial sin esculpir, único excelentísimo monstruo, inerte y espontáneo, más ultravioleta que ninguna ideología (como las sombras antes de Babilonia), la homogénea unidad original del ser todavía irradia serena como los negros pendones de los Asesinos, perpetua y azarosamente ebria. Caos precede a todo principio de orden y entropía, no es ni Dios ni gusano, sus deseos insensatos abarcan y definen toda posible coreografía, todo éter y flogisto sin sentido sus máscaras son cristalizaciones de su propia falta de rostro, como las nubes. Todo en la naturaleza es perfectamente real incluyendo la conciencia, no hay absolutamente nada de lo que preocuparse. No sólo se han roto las cadenas de la Ley, es que nunca existieron; los demonios nunca guardaron las estrellas, el Imperio jamás se fundó, a Eros nunca le creció la barba. No, escucha, lo que ocurrió fue esto: te mintieron, te vendieron ideas sobre el bien y el mal, te hicieron desconfiar de tu cuerpo y te avergonzaron de tu profesión del caos, se inventaron palabras de asco por tu amor molecular, te perplejizaron con su indiferencia, te aburrieron con la civilización y con todas sus roñosas emociones. No hay devenir, ni revolución, ni lucha, ni sendero; tú ya eres el monarca de tu propia piel; tu inviolable libertad sólo espera completarse en el amor de otros monarcas: una política del sueño, urgente como el azul del cielo. Despojarse de todos los derechos y dudas ilusorias de la historia exige la economía de una legendaria edad de piedra; chamanes y no curas, bardos y no señores, cazadores no policías, recolectores de pereza paleolítica, dulces como la sangre, van desnudos como un signo o pintados como pájaros, en equilibrio sobre la ola de la presencia explícita, sobre el ahora y siempre sin relojes. Los agentes del caos dirigen candentes miradas a cualquiera que sea capaz de atestiguar su condición, su fiebre de lux et voluptas. Sólo estoy despierto en lo que amo y deseo hasta el punto del terror; todo lo demás no es sino mobiliario amortajado, anestesia cotidiana, cagadas mentales, aburrimiento subreptil de los regímenes totalitarios, censura banal y dolor inútil. Los Avatares del caos hacen de espías, saboteadores criminales del amour fou, ni altruistas ni egoístas, accesibles como niños, con los modales de los bárbaros, excoriados de obsesiones, en el paro, sensualmente perturbados, ángeles-lobo, espejos de contemplación, ojos como flores, piratas de todo signo y sentido. Aquí estamos arrastrándonos por las grietas entre las paredes de la iglesia estado escuela y fábrica, todos los monolitos paranoicos. Separados de la tribu por una nostalgia feraz escarbamos túneles tras las palabras perdidas, las bombas imaginarias. El último acto posible es la que define la propia percepción, un cordón de oro invisible que nos conecta: baile ilegal en los pasillos del juzgado. Si hubiera de besarte aquí lo llamarían un acto de terrorismo; así es que llevémonos las pistolas a la cama y despertemos a la ciudad a medianoche como bandidos borrachos celebrando con andanadas, el mensaje del sabor del caos.

TERRORISMO POÉTICO BAILES INVEROSIMILES EN CAJEROS automáticos nocturnos. Despliegues pirotécnicos ilegales. Land art, obras terrestres como extraños artefactos alienígenas desperdigados por los Parques Naturales. Allana moradas pero en vez de robar, deja objetos Poético-Terroristas. Secuestra a alguien y hazlo feliz. Elige a alguien al azar y convéncele de ser el heredero de una inmensa, inútil y asombrosa fortuna -digamos 5000 hectáreas de Antártida, o un viejo elefante de circo, o un orfanato en Bombay, o una colección de manuscritos alquímicos. Al final terminará por darse cuenta de que por unos momentos ha creído en algo extraordinario, y se verá quizás conducido a buscar como resultado una forma más intensa de existencia. Instala placas conmemorativas de latón en lugares (públicos o privados) en los que has experimentado una revelación o has tenido una experiencia sexual particularmente gratificante, etc. Ve desnudo como un signo. Convoca una huelga en tu escuela o lugar de trabajo sobre la base de que no satisfacen tus necesidades de indolencia y belleza espiritual. El arte del graffiti prestó cierta gracia a los laidos subterráneos del metro y a los rígidos monumentos públicos; el TP también puede ser creado para lugares públicos: poemas garabateados en los lavabos del juzgado, pequeños fetiches abandonados en parques y restaurantes, arte en fotocopias bajo el limpiaparabrisas de los coches aparcados, Consignas en Letras Grandes pegadas por las paredes de los patios de recreo, cartas anónimas enviadas a destinatarios conocidos o al azar (fraude postal), retransmisiones piratas de radio, cemento fresco... La reacción o el choque estético provocados por el TP en la audiencia han de ser al menos tan intensos como la agitación propia del terror – asco penetrante, excitación sexual, asombro supersticioso, angustia dadaesca, una ruptura intuitiva repentina – no importa si el TP va dirigido a una sola o a muchas personas, no importa si va "firmado" o es anónimo, si no transforma la vida de alguien (aparte de la del artista) es que no funciona. El TP es un acto en un Teatro de la Crueldad que no tiene ni escenario, ni filas de asientos, ni localidades, ni paredes. Con objeto de que funcione en absoluto, el TP debe desvincularse categóricamente de toda estructura convencional del consumo de arte (galerías, publicaciones, medios). Incluso las tácticas de guerrilla Situacionistas de teatro callejero resultan ya demasiado conocidas y previsibles. Una seducción exquisita - conducida no sólo por la causa de la mutua satisfacción sino también como acto consciente en una vida deliberadamente bella - puede ser el TP definitivo. El poeta-terrorista se comporta como un estafador cuyo objetivo no es el dinero sino el CAMBIO. No hagas TP para otros artistas, hazlo para gente que no repare (al menos por un momento) en que lo que has hecho es arte. Evita las categorías artísticas reconocibles, evita la política, no te quedes a discutir, no seas sentimental; se implacable, arriésgate, practica el vandalismo sólo en lo que debe ser desfigurado, haz algo que los niños puedan recordar toda la vida - pero no seas espontáneo a menos que la Musa del TP te posea. Vístete. Deja un nombre falso. Se legendario. El mejor TP está contra la ley, pero que no te atrapen. Arte como crimen; crimen como arte.

AMOUR FOU EL AMOR FOU no es una Democracia Social, no es un Parlamento de Dos. Las actas de sus reuniones secretas tratan de significados demasiado enormes aunque demasiado precisos para la prosa. Ni esto, ni aquello -su Libro de Emblemas tiembla en tus manos. Naturalmente se caga en los maestros de escuela y la policía, pero se burla de ideólogos y liberacionistas también -no es una habitación limpia y bien iluminada-. Un charlatán topológico proyectó sus pasillos y parques abandonados, su decoración emboscada de negro luminoso y rojo maníaco membranoso. Cada uno de nosotros es dueño de la mitad del mapa; como dos potentados del renacimiento definimos una nueva cultura con nuestra mezcla anatema de cuerpos, con nuestra emulsión de fluidos -las junturas Imaginarias de nuestra Ciudad-estado se desdibujan en nuestro sudor. El anarquismo ontológico nunca volvió de su última excursión de pesca. Mientras nadie lo delate al FBI, a CAOS le importa poco el futuro de nuestra civilización. El amour fou sólo se cría por accidente -su objetivo principal es la ingestión de la Galaxia. Una conspiración para la transmutación. Su único interés por la Familia reside en la posibilidad de incesto ("¡Críatelos tú!" "¡Cada humano un Faraón!") -¡Oh mi más sincera lectora, mi semejante, mi hermana!- y en la masturbación de un niño descubre oculta (como en la pelota de una flor de papel japonesa) la imagen del desmoronamiento del Estado. Las palabras pertenecen al que las usa sólo hasta que otro las vuelve a robar. Los Surrealistas se desgraciaron al vender el amour fou a la máquina fantasma de la Abstracción; buscaron en su inconsciencia sólo poder sobre otros, y en esto siguieron a de Sade (que sólo quiso "libertad" para que adultos blancos destriparan a mujeres y niños). El amour fou está saturado de su propia estética, se colma hasta los propios bordes con las trayectorias de sus gestos, marcha con relojes de ángeles, no es el destino oportuno para comisarios y tenderos. Su ego se evapora en la mutabilidad del deseo, su espíritu comunal se marchita en el egoísmo de la obsesión. El amour fou implica una sexualidad no ordinaria en la medida en que la brujería exige una conciencia no ordinaria. El mundo anglosajón post-protestante canaliza toda su sensualidad reprimida hacia la publicidad y se escinde en turbas enfrentadas: mojigatos histéricos contra clones promiscuos y antiguos ex-solteros. El AF no quiere unirse al ejército de nadie, no toma parte en las Guerras de Género, se aburre con la igualdad de oportunidades en el empleo (de hecho rehusa trabajar para vivir), no se queja, no da explicaciones, nunca vota y nunca paga impuestos. Al AF le gustaría ver gestar y nacer a cada bastardo; el AF prospera con ardides antientrópicos; al AF le encanta que lo acosen los niños; el AF es mejor que una oración, mejor que la sinsemilla; el AF lleva la luna y las palmeras allá por donde va. El AF admira el tropicalismo, el sabotaje, el break dance, a Layla y Majnum, el olor de la pólvora y del esperma. El AF es siempre ilegal, ya vaya disfrazado de matrimonio o de tropa de boyscouts; siempre borracho, ya en el vino de sus propias secreciones o en el humo de sus propias virtudes polimorfas. No es el trastorno de los sentidos sino más bien su apoteosis - no el resultado de la libertad sino su precondición. Lux et voluptas.

NIÑOS SALVAJES Sin duda escribir a los Niños Salvajes. Piensan en imágenes; la prosa es para ellos un código aún no enteramente digerido y osificado, tal como para nosotros nunca ha sido enteramente de fiar. Puedes escribir sobre ellos, para que otros que hayan perdido la cadena de plata puedan reanudarse. O escribir para ellos, haciendo de HISTORIA y EMBLEMA un proceso de seducción hasta tus propios recuerdos paleolíticos, una tentación barbárica de libertad (el caos tal como CAOS lo entiende). Para estas especies de otro mundo o "tercer sexo", les enfants sauvages, la fantasía y la Imaginación aún no están diferenciadas. JUEGO desbocado: a la una y misma vez la fuente de nuestro Arte y del eros más raro de la estirpe. Abrazar el desorden tanto como trampolín de estilo y como almacén voluptuoso, un fundamento de nuestra extraña civilización oculta, de nuestra estética conspiradora, de nuestro espionaje lunático -ésta es la acción (encarémoslo) ya de un artista de algún tipo, o de un niño de once o doce años. Esos niños traicionados por sus sentidos clarificados en un hechizo brillante de hermoso placer reflejan algo tiznado y feraz en la naturaleza de la propia realidad: anarquistas ontológicos natos, ángeles del caos; sus gestos y olores corporales retransmiten a su alrededor una jungla de presencia, un bosque de presciencia al completo con serpientes, armamento ninja, tortugas, chamanismo futurista, revoltijo increíble, meadas, fantasmas, sol, corridas, nidos y huevos de pájaro; agresión jubilosa contra los mayores de esos Planos Inferiores tan impotentes para englobar ni epifanías destructivas ni creación en la forma de travesuras tan frágiles pero tan afiladas como para rebanar un rayo de luna. Y aún así los habitantes de estas dimensiones inferiores de poca monta creen sinceramente que controlan los destinos de los Niños Salvajes; y aquí abajo, tan crueles creencias de hecho esculpen la mayor parte de la substancia de los acontecimientos. Los únicos que efectivamente desean compartir más que dictar el travieso destino de esos fugitivos salvajes o guerrillas menores, los únicos que pueden entender que amarse y desatarse son un mismo acto; ésos son sobre todo artistas, anarquistas, pervertidos, herejes, una banda aparte (tanto entre sí como del mundo) o sólo capaces de encontrarse como podrían hacerlo niños salvajes, intercambiando miradas a lo largo de la mesa en la cena mientras los adultos farfullan detrás de sus caretas. Demasiado jóvenes para choppers Harley; cateadores, break dancers, poetas apenas adolescentes de llanos pueblos de tranvía perdido; un millón de chispas cayendo de los cohetes de Rimbaud y Mowgli; esbeltos terroristas cuyas estentóreas bombas se compactan con amor polimorfo y preciosos restos de la cultura popular; pistoleros punks soñando con ponerse pendiente, ciclistas animistas planeando en el anochecer de peltre a través de las calles de Protección Oficial de flores accidentales; bañistas gitanos fuera de temporada, sonrientes ladrones de tótems de poder, de monedas sueltas y cuchillos de hoja de pantera que miran de reojo -los intuimos por todas partes- publicamos esta oferta para cambiar la corrupción de nuestra propia lux et gaudium por su dulce y perfecta porquería. Así que atiende: nuestra realización, nuestra liberación depende de la de ellos; no porque remedemos a la Familia, esos "usureros del amor" que nos tiene rehenes de un futuro banal, ni al Estado que nos escolariza para hundirnos bajo el horizonte de eventos de una plúmbea "utilidad" -no; sino porque nosotros y ellos, los salvajes, somos unos imágenes de los otros, estamos atados y delimitados por esa cadena de plata que define el margen de la sensualidad, de la transgresión y la visión. Compartimos los mismos enemigos y nuestros medios de escape triunfal son también los mismos: un juego delirante y obsesivo, impulsado por la brillantez espectral de los lobos y los niños.

SABOTAJE DEL ARTE EL SABOTAJE DEL ARTE BUSCA ser perfectamente ejemplar y a un tiempo retener cierto elemento de opacidad -no propaganda sino choque estético- terriblemente directo pero sutilmente angulado también; acción-como-metáfora. El Sabotaje del Arte es la cara oculta del Terrorismo Poético – creación-a-través-de-la-destrucción – pero no ha de servir a Partido alguno, ni al nihilismo, ni siquiera al arte mismo. Tal como al desterrar las ilusiones se intensifican los sentidos, así la demolición de la plaga estética dulcifica el aire del mundo del discurso, del Otro. El Sabotaje del Arte sólo sirve a la conciencia, a la atención, a la vigilia. El SA va más allá de la paranoia, más allá de la desconstrucción - la crítica definitiva - ataque físico al arte ofensivo – jihad estética. La mínima mancha de mezquino egoísmo o incluso de gusto personal contamina su pureza y menoscaba su fuerza. El SA no puede nunca buscar el poder: sólo puede liberarlo. Las obras de arte individuales (incluso las peores) son en gran medida irrelevantes –el SA busca dañar aquellas instituciones que se sirven del arte para limitar la conciencia y enriquecerse con castillos en el aire. Este o aquél poeta o pintor no ha de ser condenado por una falta de visión – pero las ideas malignas sí que pueden ser asaltadas a través de los artefactos que generan. El MUZAK está diseñado para hipnotizar y controlar – su maquinaria bien puede ser destrozada. Quemas públicas de libros – ¿por qué han de ser fachas y funcionarios de aduanas los que monopolicen este arma? Novelas sobre niños poseídos por el diablo; la lista de libros más vendidos del New York Times; panfletos feministas contra la pornografía; libros de texto (especialmente Ciencias Sociales, Civismo, Salud); pilas del Times, Le Monde y otros periódicos de supermercado; recortes seleccionados de editoriales cristianas; unas cuantas novelas rosa – atmósfera festiva, botellas de vino y canutos rulando en una clara tarde de otoño. Tirar el dinero en La Bolsa fue una forma de Terrorismo Poético bastante oportuna – pero destruir el dinero hubiera sido buen Sabotaje del Arte. Ocupar retransmisiones de TV y difundir unos minutos pirateados de incendiario arte Caótico constituiría una hazaña del TP; pero simplemente volar la torre de transmisiones sería un Sabotaje del Arte perfectamente adecuado. Si ciertas galerías y museos se merecen un ocasional ladrillazo en los cristales – no destrucción, sino un pescozón a la complacencia– entonces qué pasa con los BANCOS? Las galerías convierten la belleza en mercancía pero los bancos transmutan la Imaginación en heces y en deuda. ¿No ganaría el mundo un grado de belleza con cada banco que se pudiera hacer temblar... o caer? ¿pero de qué manera? El Sabotaje del Arte debería seguramente mantenerse alejado de la política (es tan indigesta...) – pero no de los bancos. No hagas piquetes; practica el vandalismo. No protestes; desfigura. Cuando la fealdad, el diseño pobre y el derroche estúpido te son forzados, vuélvete Ludita, mete el zapato en la rueda, contraataca. Destroza los símbolos del Imperio en nombre de nada sino del anhelo de gracia del corazón.

PORNOGRAFÍA EN PERSIA VI que la poesía está hecha para incorporarse a la música y para entonarse o cantarse; por una sola razón: porque funciona. Una combinación propicia de imagen y melodía sumerge a la audiencia en un hal (algo entre un estado de ánimo estético/emotivo y un trance de hiperconsciencia), arrebatos de llanto, posesiones de baile; una respuesta física mensurable al arte. Para nosotros el eslabón entre la poesía y el cuerpo se perdió con la era bárdica; leemos bajo la influencia de un anestésico gas cartesiano. En el norte de la India hasta la recitación no musical provoca ruido y movimiento, cada buen pareado se aplaude, "¡Wa! ¡Wa!" con gesticulación elegante, arrojando rupias; mientras nosotros escuchamos poesía como si fuéramos una especie de cerebro de ciencia ficción en un bote; todo lo más una risita forzada o una mueca, vestigio de un rictus simiesco; el resto del cuerpo en algún otro planeta. En el Este los poetas son a veces encarcelados – una especie de cumplido, ya que sugiere que el autor ha hecho algo al menos tan real como el robo o la violación o la revolución. Aquí a los poetas se les permite publicar absolutamente cualquier cosa – una especie de castigo en efecto, prisión sin paredes, sin ecos, sin existencia palpable; reino de las sombras de la publicación, o del pensamiento abstracto; un mundo sin riesgo ni eros. Así es que la poesía está muerta una vez más; e incluso si la momia de su cadáver retiene alguna de sus propiedades curativas, la autoresurrección no es una de ellas. Si los legisladores rehusan considerar los poemas como crímenes, entonces alguien tendrá que cometer crímenes que sirvan la función de la poesía, o textos que posean la resonancia del terrorismo. Reconectar a cualquier precio la poesía al cuerpo. No crímenes contra los cuerpos, sino contra las Ideas (y contra las Ideas en las cosas) que son mortales y sofocantes. No estúpido libertinaje sino crímenes ejemplares, crímenes estéticos, crímenes pasionales. En Inglaterra ciertos libros pornográficos están todavía prohibidos. La pornografía tiene un efecto físico mensurable sobre sus lectores. Al igual que la propaganda es capaz de cambiar vidas al descubrir verdaderos deseos. Nuestra cultura saca la mayor parte de su porno del odio al cuerpo; pero el arte erótico constituye en sí mismo un extraordinario vehículo para el estímulo del ser/la conciencia/la felicidad –como ocurre con ciertas obras orientales. Una especie de porno tántrico occidental puede ayudar a galvanizar el cadáver, a hacerlo brillar con algo del atractivo del crimen. Norte América tiene libertad de expresión dado que todas las palabras son consideradas igualmente triviales. Sólo las imágenes cuentan; a los censores les fascinan los retazos de muerte y mutilación pero retroceden horrorizados a la vista de un niño masturbándose; aparentemente experimentan esto como una invasión de su validez existencial, de su identificación con el Imperio y los más sutiles de sus gestos. No hay duda que ni el porno más poético haría jamás revivir el cuerpo sin rostro para que cantara y bailara (como el pájaro-Caos chino) pero imagínate un guión para una película de tres minutos que transcurre en una mítica isla de niños fugitivos que habitan las ruinas de viejos castillos o construyen cabañas tótem y nidos ensamblados con chatarra; una mezcla de animación, efectos especiales, infografía y vídeo en color; editado con el dinamismo de un anuncio de comida rápida... ...pero misteriosos y desnudos, plumas y huesos, tiendas cosidas con cristal, perros negros, sangre de paloma; flashes de miembros ámbar enredados en las sábanas; caras enmascaradas de estrellas besando suaves pliegues de piel; piratas andróginos, rostros náufragos de colombinas durmiendo sobre flores de muslo blanco; graciosos chistes guarros de meado, lagartos amaestrados bebiendo a lengüetadas leche derramada; break dancing en cueros; bañera victoriana con patos de goma y meteduras de pata rosa; Alicia en ganja... ...punk reggae atonal adaptado a gamelán, sintetizador, saxofón y percusión; letras de boogie eléctrico cantadas por un etéreo coro de niños; letras ontológico anarquistas, un cruce entre Hafez y Pancho Villa, Li Po y Bakunin, Kabir y Tzara; llámalo "¡CAOS, el video musical!" No... seguramente tan sólo es un sueño. Demasiado caro de producir, y además ¿quién lo vería? Desde luego no los niños a los que pretendía seducir. La TV pirata es una futil fantasía, el rock sólo es otra mercancía; olvida pues la elegante gesamtkunstwerk. Siembra un parque de recreo con obscenos folletines incendiarios; pornopropaganda, un chiflado samizdat para liberar el deseo de su yugo.

CRIMEN LA JUSTICA NO PUEDE OBTENERSE bajo ninguna Ley; la acción de acuerdo a la naturaleza espontánea, la acción que es justa, no puede ser definida por el dogma. Los crímenes por los que se aboga en estos pasquines no pueden ser cometidos contra uno mismo o contra otros sino sólo contra la mordaz cristalización de las ideas en la estructura de venenosos Tronos y Dominaciones. Es decir, no crímenes contra la naturaleza o la humanidad sino crímenes legalmente acreditados. Tarde o temprano el descubrimiento y la revelación del yo/naturaleza transforman a una persona en un malhechor –como salir a otro mundo y después volver a éste para descubrir que has sido declarado un traidor, un hereje, un proscrito. La Ley espera a que des un traspiés en algún modo del ser, que te conviertas en un alma diferente a la habitual carne muerta aprobada y sellada en púrpura por las autoridades sanitarias; y tan pronto como empiezas a actuar en armonía con la naturaleza la Ley te da el garrote y estrangula; así que no jueges al bendito mártir liberal de clase media; acepta el hecho de que eres un criminal y prepárate para actuar como tal. Paradoja: abrazar a Caos no significa deslizarse hacia la entropía sino emerger hacia una energía como estrellas, hacia un patrón de gracia instantánea; hacia un orden orgánico espontáneo completamente diferente a las pirámides de carroña de sultanes, muftíes, cadíes y verdugos sonrientes. Después de Caos viene Eros –el principio de orden implícito en la nada del Uno incualificado. El amor es estructura, sistema, es el único código no narcotizado ni manchado por la esclavitud. Hemos de convertirnos en ladrones y timadores para proteger su belleza espiritual en una faceta de clandestinidad, en un jardín oculto de espionaje. No sobrevivas meramente a la espera de que la revolución de otros te decida a tomar partido, no te alistes a los ejércitos de la anorexia o la bulimia; actúa como si ya fueras libre, calcula los riesgos, sal fuera, recuerda la Ley de Duelo – fuma cáñamo / come pollo / bebe té. Cada hombre su propia viña e higuera (Circle Seven Koran, Noble Drew Alí); lleva tu pasaporte moro con orgullo, guarda tus espaldas, que no te cojan en el fuego cruzado; pero asume el riesgo, baila antes de calcificarte. El modelo social natural del anarquismo ontológico es la pandilla de niños o la banda de atracadores. El dinero es un camelo -esta aventura ha de ser posible sin él- el botín y el pillaje habría que gastarlos antes de que vuelvan al polvo. Hoy es el Día de la Resurrección –el dinero empleado en belleza será transmutado alquímicamente en elixir. Como mi tío Melvin solía decir, el melón robado sabe más dulce. El mundo ya ha sido rehecho de acuerdo a los deseos del corazón; pero la civilización es la dueña de todos los contratos y de la mayoría de las pistolas. Nuestros ángeles feraces exigen la trasgresión, porque sólo se manifiestan en suelo prohibido. Bandolero. El yoga del sigilo, el golpe relámpago, el disfrute del tesoro.

BRUJERÍA EL UNIVERSO QUIERE JUGAR. Aquellos que por reseca avaricia espiritual lo rehusan y eligen la pura contemplación desperdician su humanidad; aquellos que por tonta angustia lo rehusan, aquellos que dudan, pierden su oportunidad y su divinidad; aquellos que se moldean ciegas máscaras de Ideas y siembran cizaña buscando alguna prueba de su propia solidez acaban viendo a través de los ojos de un muerto. Brujería: el cultivo sistemático de la conciencia dilatada o de la percepción no ordinaria y su despliegue en el mundo de los hechos y los objetos para convocar los resultados deseados. El ensanchamiento de aperturas en la percepción destierra gradualmente los falsos yos, nuestros cacofónicos fantasmas; la "magia negra" de la envidia y la venganza se dispara por la culata porque el deseo no sabe ser forzado. Allí donde nuestro conocimiento de la belleza armoniza con el ludus naturae, empieza la magia. No, ni doblar cucharas, ni horoscopia, ni la Golden Dawn, ni chamanismo chapucero, ni proyección astral, ni Misa Satánica; si se trata de chismografía hay que ir al meollo, a la banca, a la política, a las ciencias sociales; y no a esa enclenque basura blavatskiana. La brujería funciona creando a su alrededor espacios físico/psíquicos o aperturas a un espacio de expresión sin límites –la metaformosis del lugar cotidiano hacia una esfera angélica. Esto implica la manipulación de los símbolos (que también son cosas) y de la gente (que también es simbólica); los arquetipos facilitan un vocabulario en este proceso y por tanto se tratan como si fueran a un tiempo reales e irreales, como palabras. Yoga imaginario. El brujo es un Simple Realista: el mundo es real –así la conciencia tiene que ser pues real dados sus tan tangibles efectos. Para el zoquete hasta el vino resulta insípido pero el mago puede intoxicarse con sólo mirar el agua. La calidad de la percepción define el mundo de la intoxicación; pero sostenerla y expandirla para incluir a otros exige una actividad de un cierto tipo -brujería-. La brujería no rompe ley de la naturaleza alguna porque no hay tal Ley Natural, sólo la espontaneidad de la natura naturans, el tao. La brujería viola leyes que buscan encadenar este flujo; sacerdotes, reyes, hierofantes, místicos, científicos y tenderos todos califican al brujo de enemigo por amenazar el poder de su charada, la fuerza tensora de su trama ilusoria. Un poema puede actuar como un conjuro y viceversa; pero la brujería rehusa ser metáfora de la mera literatura; insiste en que los símbolos deben provocar tanto sucesos como epifanías privadas. No es una crítica sino una reconstrucción. Rechaza toda escatología y toda metafísica de la mudanza, toda nebulosa nostalgia y todo futurismo estridente, en favor de un paroxismo o posesión de la presencia. Incienso y cristal, daga y espada, varita, túnica, ron, habanos, velas, hierbas como sueños secos -el muchacho virgen contemplando la vasija de tinta- vino y ganja, carne, yantras y pases– rituales de placer, el jardín de houris y sakis– el brujo trepa por estas serpientes y escaleras a un momento que está enteramente saturado de su propio color, donde las montañas son montañas y los árboles son árboles, donde el cuerpo se convierte todo en tiempo, el amado todo en espacio. Las tácticas del anarquismo ontológico están enraizadas en este arte secreto; los objetivos del anarquismo ontológico aparecen en su floración. Caos conjura a sus enemigos y recompensa a sus devotos... este extraño panfleto amarilleante, este seudónimo polvoriento lo revela todo... escribe pidiendo un microsegundo de eternidad.

Humberto Lombardo la estuvo mirando durante al menos 10 minutos, mudo. Sus ojos se agrandaban de a momentos. Contemplación. Adoración. Sacrificio. Había pagado mucho por esto. Por unas pocas horas de esto. Debería ser un bastardo para tener la suma necesaria para comprarme una de éstas. Y tenerla toda para mí, todo el tiempo. Humberto saboreó la fantasía unos instantes, luego volvió a saborearla a ella, ahí mismo, de pie en el marco de la puerta por donde había entrado. Porque no estaba listo para dar otro paso, porque no lo sabría disfrutar lo suficiente.

Ella estaba sentada en la cama de sábanas rojas sanguíneas, respirando expectativamente. Vestía un fresco vestido blanco sin mangas que le llegaba hasta las rodillas, una campera de jeans azules y sandalias. Recogía sus negrísimos cabellos en una colilla. No se había movido. No conocía al hombre que acababa de entrar y ahora le clavaba los ojos sin pronunciar palabra. Había conocido hombres bondadosos y hombres crueles y hombres tristes, y se preguntaba qué clase de hombre sería este.

Humberto la tocó, su piel pálida y tibia, con sus ojos. La olió, su aliento infantil y su cuello fino, con sus ojos. En una hipnosis auto inducida, rompió la burbuja que le impedía moverse. Dejó caer su billetera y dinero suelto, su móvil y la batería del mismo por separado, sus llaves, corbata y cinturón. Se libró de sus zapatos de trabajo. Y se sentó al lado de ella, en la cama carmesí.

– Hola. Me llamo Berto. – Hola. – ¿Cómo te llamás? – Arcadia. – Tenés un nombre precioso. – Gracias. – ¿Cuántos años tenés, Arcadia? – Doce. – Y ¿qué cosas te gustan hacer? — tal vez la estaba probando. Ella pestañeó un par de veces, pensativa. Sin levantar la vista, dijo: – Me gusta el aire libre. Ir a la playa, o al bosque. Y también hago patín. – No me digas, ¿te gusta patinar? – Sí. Tengo a mis mejores amigas ahí. – Un día me gustaría llevarte a patinar. Y que todos vean lo linda que es mi acompañante. — ¿por qué la estaba chamuyando? No importa: ella se sonrojó un poquito. Él le puso la mano en un hombro, y una fuerza oculta en su cuerpo le hizo zumbar inconteniblemente. Ella no lo notó. Pero tragó saliva, pareció turbarse, y levantando sus ojos suplicantes hacia él dijo muy bajito: – ¿Me vas a lastimar? – ante lo cual algunas partes de Humberto se derritieron, mientras que otras se rigidizaron. Pensó: lo está pidiendo. Suficiente. – Si te portás mal, sí.

Con la mano que tenía apoyada en su hombro, la empujó, haciéndola acostarse. La ausencia de pechos ahora era evidente.

Se inclinó sobre ella y respiró sobre su cara antes de besarla. Increíble, pensó, ciudaron hasta el último detalle: sus labios no cooperaron, y sabían a frutilla. Insistió con suavidad hasta que Arcadia abrió la boca y Humberto bailó con su lengua diminuta, vertiendo volúmenes de saliva en el sistema digestivo de la niña. Si me dijeran ahora mismo que se me terminó el tiempo, ya me daría por satisfecho, pensó Humberto, pero vaya que todavía tengo tiempo…

La despojó de su campera con toda delicadeza, como si ella estuviera hecha de cristal. La sentó en su regazo y, aún besándola, recorrió todo su cuerpo con las manos: la espalda larga, las cervicales frágiles, la cintura templada, la cola de terciopelo, las piernas que guardaban el mayor secreto. Sus manos no se saciaban, más bien alimentaban un barómetro mórbido y encaminaban a Humberto a olvidar sus modales. Ya había vivido este momento muchas veces antes, pero ésta era la primera vez fuera de su imaginación. Se aferró al modesto vestido, y un tirón violento lo deshizo en retazos, revelando aún otro aura diamantino en torno al joven cuerpo de tiza, ahora desnudo.

Humberto se desvistió con aplomo, revelando la carne inestable de los 55 años, los almacenes adiposos apiñándose hacia abajo, las canas salpicando los hirsutales que recubrían su cuerpo. Un vapor inexplicable se alzaba desde su miembro, que era la viva imagen de un motor de combustión desde el primer momento que tocara a Arcadia. Se dejó apreciar por los ojos temerosos y se jactó de su propia fealdad, que reforzaba la fantasía de violación. Siguiendo ese impulso, se preguntó hasta dónde se permitiría forzarse sobre ella. Posicionó su pene directamente frente a su cara. Quería inundarla con el aroma de su sexo que arrojaba hilos de fluido pre seminal. Garabateó sobre su pecho y estómago, y, decidiéndose de repente, la penetró con sus veinte centímetros hasta el fondo, con un solo movimiento que ignoró la resistencia del estrecho cérvix. Oyó el delicioso grito agónico y las piernas de juguete se sacudieron espasmódicamente, y el roce de sus muslos con los de Humberto lo encegueció.

Comenzó a impulsarse rítmicamente hacia el edén, olvidando a cada paso quién era y cómo había llegado hasta este momento, pasando a ser un espectador sin ningún control sobre la escena. Pronto los sexos estaban cubiertos íntegros de sangre virginal. Esto era inesperado y marcó un nuevo rumbo, más creativo y excitante. Quien hubiera tomado control de Humberto retiró el miembro y apenas dando unos segundos a Arcadia para respirar, lo usó de brocha para pintar su cuerpo de rojo. Al acercarse a su cara, ella, dominada por la repugnancia, giró la cabeza en redondo. Hija de puta, pensó Humberto, y con los ojos de fuego aferró el pequeño cráneo y lo volteó con fuerza para permitirse apoyar la brocha roja sobre sus mejillas y labios, y hacerle probar su propia hemorragia.

Los sollozos de Arcadia devinieron en llanto, propulsando a Humberto a través de los Cinturones de Van Allen y la radiación degenerando la última de sus inhibiciones. Ni bien las primeras lágrimas asomaron, le surtió una fuerte bofetada arrojándola hacia el colchón y ocasionando una amplia magulladura en su lado izquierdo. Arremetió dos veces más, y con curiosidad advirtió que estaba al borde del orgasmo.

La tomó por el cuello, la alzó y la arrojó furiosamente a lo ancho de la recámara. El joven esqueleto se dejó ir a parar al lado de una cómoda tras dar con la pared. Humberto la siguió y, extasiado, la pateó con fuerza en las costillas. No supo por cuánto tiempo, pero sintió al menos dos de ellas quebrarse y hundirse en las profundidades de su caja torácica.

Humberto se detuvo a recuperar el aliento sin quitar sus ojos del débil insecto que luchaba por aire bañado en sangre. Se arrodilló a su lado y la limpió con una toalla que encontró sobre la cómoda. Nunca en toda su vida había sentido tanta energía, tal potestad, y era aquéllo que lo precipitaba a la locura. Al tiempo que estrellaba la cabeza contra la cómoda, matándola, eyaculaba vastamente sobre su cuerpo deforme sin siquiera tocar su miembro. Las lianas de semen vehiculizaron toda la sumisión de su vida, ante sus santos madre, padre, clérigos, esposa, hijos. Especuló que tabúes como la objetofilia, la pedofilia o la necrofilia tienen una utilidad como depósitos de potencial terapéutico, y que cuanto más se condenan, más poderoso es el acto de transgredirlos.

Se recostó de espaldas sobre el piso, al lado del cadáver sucio, y se quedó ahí como 15 minutos mientras sus fantasmas se disipaban. Finalmente se incorporó y se dio una ducha en el pequeño baño en suite. Al salir sus ojos buscaron el cuerpo que dejó junto a la cómoda, pero no lo hallaron. Arcadia estaba de pie, desnuda pero sin un rasguño, doblando lo que quedó de su atuendo. Humberto se alivió, porque no estaba seguro de que este modelo pudiera regenerar. La había destruido sin ningún reparo. Al verlo hizo una reverencia teatral y sin erguirse, le dijo con la nariz cerca del suelo:

– Nos quedan 25 minutos, ¿qué querés hacer? – Lo que vos quieras.

Media hora luego, Humberto pagó y se retiró del recinto, fumando tabaco en una de esas raras excepciones. Arcadia se tomó 10 minutos para limpiar y ordenar la habitación para dejarla en las condiciones iniciales. A continuación desplegó una placa oculta en la pared de la que retiró un nuevo conjunto para ponerse. Se introdujo a sí misma en un espacio acolchonado de medio metro cúbico, con su cabeza entre sus rodillas, formando un ángulo que una persona hubiera encontrado imposible. Los clientes podían ingresar a cualquier hora del día, por lo cual aprovechaba todos los entretiempos para recargarse, si bien sólo una hora de carga le proporcionaba 24 horas de autonomía. Sabía que era el modelo más caro de la organización, importado directamente desde Pekín con grandes dificultades, y por lo tanto era importante que se mantuviera en la mejor condición posible.

DESTRUCCIÓN DEL SOLIPSISMO

yermo el paisaje se inerme firme su líteo monumento sus lagos no se turbulan sus trinidades emigran redundas rumorea de un próximo canto ques colofón conocido

hiriendo mortal un abad que fuera sino un espejo fiel, sí, pero incrédulo del toque tibio materno

la quieta se embelesa el cisne jamás se lamenta la cierta entereza es enferma en grados. en poemas

un soplo vítreo impide la vela el fuego tienta, luego atenua la pólvora es siniestra bajo tierra que al día estrellemaremos

no truecase buda éste no pasión en sola vigía no torrente por canción fría no cosmos en cosmogonía orgasma el llanto solipsista previo a saltar con los niños||| ya de color, ya de baliza y la cocción íntima infinita a sus brazos una vez más

PLEGARIA DE FRUICIÓN

yo te conjuro yo te conjuro pronunciame desdel interno en secuencia ascendente comenzaras por el principio piedra por piedra el camino a la montaña, claridad

yo te conjuro yo te conjuro a encender la vela que extingue toda tiniebla que se revela honesta que permite la cosecha tangible la proficiencia

yo te conjuro yo te conjuro la línea queda absuelta en función de mi foco y serenidad reflejarás aquello que tengas en lenguaje que lo merezca en lúdico animar, yo te conjuro.

en esta perfecta utopía se es libre de encadenar la prisión es una forma de enseñar la ilusión de lo fatal

nada nunca está perdido el se fue pero está conmigo mis deseos no son míos son de un primo que conquisto

abusadme mis hermanos realizad mi misión de cariño ellos y nosotros son lo mismo compartimos este recinto infinito

el derecho a destruir creando el derecho a destruir destruyendo no hay fuera del transitorio mi compasión que todo lo permito

en esta perfecta utopía no hay enfermo sin sano cierro el círculo con mis manos como es arriba es abajo

porque no está en volúmenes sacros y no ha consenso ni estrictura ni se ha pronunciado la maestra ciruela sobre lo no tan evidente

miente tu mente de experto sucumbe ante sus propios credos enjaula a todos, quienes cree menos la nolinealidad con que te amedrento

desentiende los terrenos intermedios encontró su sangrial perfecto fantasía como herejía no cronología del encuentro interno

pues la respuesta no es intuible si no se deja cientificar tu certeza agrede, la blandes un puñal la academia se revela un coliseo se revela un cabal no te angusties si descubres siempre hay cosa que aventurar

DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA DEL CIBERESPACIO

Gobiernos del Mundo Industrial, vosotros, cansados gigantes de carne y acero, vengo del Ciberespacio, el nuevo hogar de la Mente. En nombre del futuro, os pido en el pasado que nos dejéis en paz. No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar donde nos reunimos. No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquella con la que la libertad siempre habla.

Declaro el espacio social global que estamos construyendo independiente por naturaleza de las tiranías que estáis buscando imponernos. No tenéis ningún derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente.

Los gobiernos derivan sus justos poderes del consentimiento de los que son gobernados. No habéis pedido ni recibido el nuestro. No os hemos invitado.

No nos conocéis, ni conocéis nuestro mundo. El Ciberespacio no se halla dentro de vuestras fronteras. No penséis que podéis construirlo, como si fuera un proyecto público de construcción. No podéis. Es un acto natural que crece de nuestras acciones colectivas.

No os habéis unido a nuestra gran conversación colectiva, ni creasteis la riqueza de nuestros mercados. No conocéis nuestra cultura, nuestra ética, o los códigos no escritos que ya proporcionan a nuestra sociedad más orden que el que podría obtenerse por cualquiera de vuestras imposiciones.

Proclamáis que hay problemas entre nosotros que necesitáis resolver. Usáis esto como una excusa para invadir nuestros límites. Muchos de estos problemas no existen. Donde haya verdaderos conflictos, donde haya errores, los identificaremos y resolveremos por nuestros propios medios. Estamos creando nuestro propio Contrato Social. Esta autoridad se creará según las condiciones de nuestro mundo, no del vuestro. Nuestro mundo es diferente. El Ciberespacio está formado por transacciones, relaciones, y pensamiento en sí mismo, que se extiende como una quieta ola en la telaraña de nuestras comunicaciones. Nuestro mundo está a la vez en todas partes y en ninguna parte, pero no está donde viven los cuerpos.

Estamos creando un mundo en el que todos pueden entrar, sin privilegios o prejuicios debidos a la raza, el poder económico, la fuerza militar, o el lugar de nacimiento. Estamos creando un mundo donde cualquiera, en cualquier sitio, puede expresar sus creencias, sin importar lo singulares que sean, sin miedo a ser coaccionado al silencio o al conformismo.

Vuestros conceptos legales sobre propiedad, expresión, identidad, movimiento y contexto no se aplican a nosotros. Se basan en la materia.

Aquí no hay materia. Nuestras identidades no tienen cuerpo, así que, a diferencia de vosotros, no podemos obtener orden por coacción física. Creemos que nuestra autoridad emanará de la moral, de un progresista interés propio, y del bien común. Nuestras identidades pueden distribuirse a través de muchas jurisdicciones. La única ley que todas nuestras culturas reconocerían es la Regla Dorada. Esperamos poder construir nuestras soluciones particulares sobre esa base. Pero no podemos aceptar las soluciones que estáis tratando de imponer. En Estados Unidos hoy habéis creado una ley, el Acta de Reforma de las Telecomunicaciones, que repudia vuestra propia Constitución e insulta los sueños de Jefferson, Washington, Mill, Madison, DeToqueville y Brandeis. Estos sueños deben renacer ahora en nosotros.

Os atemorizan vuestros propios hijos, ya que ellos son nativos en un mundo donde vosotros siempre seréis inmigrantes. Como les teméis, encomendáis a vuestra burocracia las responsabilidades paternas a las que cobardemente no podéis enfrentaros. En nuestro mundo, todos los sentimientos y expresiones de humanidad, de las más viles a las más angelicales, son parte de un todo único, la conversación global de bits. No podemos separar el aire que asfixia de aquel sobre el que las alas baten.

En China, Alemania, Francia, Rusia, Singapur, Italia y los Estados Unidos estáis intentando rechazar el virus de la libertad erigiendo puestos de guardia en las fronteras del Ciberespacio. Puede que impidan el contagio durante un pequeño tiempo, pero no funcionarán en un mundo que pronto será cubierto por los medios que transmiten bits.

Vuestras cada vez más obsoletas industrias de la información se perpetuarían a sí mismas proponiendo leyes, en América y en cualquier parte, que reclamen su posesión de la palabra por todo el mundo. Estas leyes declararían que las ideas son otro producto industrial, menos noble que el hierro oxidado. En nuestro mundo, sea lo que sea lo que la mente humana pueda crear puede ser reproducido y distribuido infinitamente sin ningún coste. El trasvase global de pensamiento ya no necesita ser realizado por vuestras fábricas. Estas medidas cada vez más hostiles y colonialistas nos colocan en la misma situación en la que estuvieron aquellos amantes de la libertad y la autodeterminación que tuvieron que luchar contra la autoridad de un poder lejano e ignorante. Debemos declarar nuestros "yo" virtuales inmunes a vuestra soberanía, aunque continuemos consintiendo vuestro poder sobre nuestros cuerpos. Nos extenderemos a través del planeta para que nadie pueda encarcelar nuestros pensamientos.

Crearemos una civilización de la Mente en el Ciberespacio. Que sea más humana y hermosa que el mundo que vuestros gobiernos han creado antes.

A finales del siglo XX -nuestra era, un tiempo mítico-, todos somos quimeras, híbridos teorizados y fabricados de máquina y organismo; somos ciborgs. Esta es nuestra ontología, nos otorga nuestra política. No está claro quién hace y quién es hecho en la relación entre el humano y la máquina. No está claro qué es la mente y qué el cuerpo en máquinas que se adentran en prácticas codificadas. Los organismos biológicos se han convertido en sistemas bióticos, en máquinas de comunicación como las otras. Es una imagen condensada de imaginación y realidad material, centros ambos que, unidos, estructuran cualquier posibilidad de transformación histórica. Según las tradiciones de la ciencia y de la política occidentales - tradiciones de un capitalismo racista y dominado por lo masculino, de progreso, de apropiación de la naturaleza como un recurso para las producciones de la cultura, de reproducción de uno mismo a partir de las reflexiones del otro -, la relación entre máquina y organismo ha sido de guerra fronteriza. Canto al placer en la confusión de las fronteras y a la responsabilidad en su construcción, dentro de la tradición utópica de imaginar un mundo sin géneros, sin génesis y, quizás, sin fin. La encarnación del ciborg - situada fuera de la historia de la salvación - no existe en un calendario edípico que tratara de poner término a las terribles divisiones genéricas en una utopía simbiótica oral o en un apocalipsis post edípico. La política de los ciborgs es la lucha por el lenguaje y contra la comunicación perfecta, contra el código que traduce a la perfección todos los significados, el dogma central del falogocentrismo. Se debe a eso el que la política de los ciborgs insista en el ruido y sea partidaria de la polución, regodeándose en las fusiones ilegítimas de animal con máquina. Son estos acoplamientos los que hacen al Hombre y a la Mujer tan problemáticos, subvirtiendo la estructura del deseo, la fuerza imaginada para generar el lenguaje y el género, alterando la estructura y los modos de reproducción de la identidad occidental, de la naturaleza y de la cultura, del espejo y del ojo, del esclavo y del amo, del cuerpo y de la mente. Ciertos dualismos han persistido en las tradiciones occidentales; han sido todas sistémicas para las lógicas y las prácticas de dominación de las mujeres, de las gentes de color, de la naturaleza, de los trabajadores, de los animales; en pocas palabras, la dominación de todos los que fueron constituidos como otros, cuya tarea es hacer de espejo del yo. Los más importantes de estos turbadores dualismos son: yo/otro mente/cuerpo cultura/naturaleza hombre/mujer civilizado/primitivo realidad/apariencia todo/parte agente/recurso constructor/construido activo/pasivo bien/mal verdad/ilusión total/parcial. Dios/hombre. El yo es Aquel que no puede ser dominado, que sabe que mediante el servicio del otro es el otro quien controla el futuro, cosa que sabe a través de la experiencia de la dominación, que proporciona la autonomía del yo. Ser Uno es ser autónomo, ser poderoso, ser Dios; pero ser Uno es ser una ilusión y, por lo tanto, verse envuelto en una dialéctica de apocalipsis con el otro. Más aun, ser otro es ser múltiple, sin límites claros, deshilachado, insubstancial. Uno es muy poco, pero dos son demasiados. La cultura de la alta tecnología desafía esos dualismos de manera curiosa. El ciborg se sitúa decididamente del lado de la parcialidad, de la ironía, de la intimidad y de la perversidad. Es opositivo, utópico y en ninguna manera inocente. Al no estar estructurado por la polaridad de lo público y lo privado, define una polis tecnológica basada parcialmente en una revolución de las relaciones sociales en el oikos, la célula familiar. La naturaleza y la cultura son remodeladas y la primera ya no puede ser un recurso dispuesto a ser apropiado e incorporado por la segunda. La relación para formar totales con partes, incluidas las relacionadas con la polaridad y con la dominación jerárquica, son primordiales en el mundo del ciborg. A la inversa de Frankenstein, el ciborg no espera que su padre lo salve con un arreglo del jardín (del Edén), es decir, mediante la fabricación de una pareja heterosexual, mediante su acabado en una totalidad, en una ciudad y en un cosmos. El ciborg no sueña con una comunidad que siga el modelo de la familia orgánica aunque sin proyecto edípico. El ciborg no reconocería el Jardín del Edén, no está hecho de barro y no puede soñar con volver a convertirse en polvo. Quizás sea por eso por lo que yo quisiera ver si el ciborg es capaz de subvertir el apocalipsis de volver al polvo nuclear impulsado por la compulsión maniaca de nombrar al Enemigo. Los ciborgs no son irreverentes, no recuerdan el cosmos, desconfían del holismo, pero necesitan conectar: parecen tener un sentido natural de la asociación en frentes para la acción política, aunque sin partidos de vanguardia. Su problema principal, por supuesto, es que son los hijos ilegítimos del militarismo y del capitalismo patriarcal, por no mencionar el socialismo de estado. Pero los bastardos son a menudo infieles a sus orígenes. Sus padres, después de todo, no son esenciales. La política holística organísmica y de organismos depende de las metáforas de la resurrección e, invariablemente, se basa en los recursos del sexo reproductivo. Quisiera sugerir que los ciborgs tienen más que ver con la regeneración y desconfían de la matriz reproductora y de la mayoría de las natalidades. Para las salamandras la regeneración tras la pérdida de un miembro requiere el nuevo crecimiento de la estructura y la restauración de la función con la constante posibilidad de gemelamiento o de cualquier otra extraña producción topográfica en el sitio de la herida. El miembro crecido de nuevo puede ser monstruoso, duplicado, poderoso. Todas nosotras hemos sido profundamente heridas. Necesitamos regeneración, no resurrección, y las posibilidades que tenemos para nuestra reconstitución incluyen el sueño utópico de un mundo monstruoso sin géneros. La imaginería ciborg puede ayudar a expresar dos argumentos cruciales en este trabajo: primero, la producción de teorías universales y totalizadoras es un grave error que se sale probablemente siempre de la realidad, pero sobre todo ahora. Segundo, aceptar responsabilidades de las relaciones entre ciencia y tecnología significa rechazar una metafísica anticientífica, una demonología de la tecnología y también abrazar la difícil tarea de reconstruir los límites de la vida diaria en conexión parcial con otros, en comunicación con todas nuestras partes. No es sólo que la ciencia y la tecnología son medios posibles para una gran satisfacción humana, así como una matriz de complejas dominaciones, sino que la imaginería del ciborg puede sugerir una salida del laberinto de dualismos en el que hemos explicado nuestros cuerpos y nuestras herramientas a nosotros mismos. No se trata del sueño de un lenguaje común, sino de una poderosa e infiel heteroglosia.

Terror abyecto. Eso sintiendo fresco, desmenuzando los internos coloquios de Barristán. //Presionándolo como el sonido de tierra sobre su ataúd, como ratas fragas en los rincones del techo, rápidas y mortíferas. //Si tan solo hubiera su esfuerzo sido más honesto, si bien lo fue, si tan solo sus piernas hubieran devorado el pavimento con más urgencia, si bien lo hicieron... //Un suave espectro estrujaba la puerta, con dientes de rechín, con aliento de madrebunda. //La ansiedad del crimen cometido, con que tan cerca estuviera de frugarse. //Y ahora venía a buscarlo, el terror hóspito, tierno, del juicio inminente, en manos de su anónimo ejecutor. //El antiguo profesor reclamandando victoria. La soga que corta su carne miserable. //

//

//
Dejadlo en el pozo, con los demás andrajos fétidos, el coro de trombones del Hueso de Inficción. No tenía nombre ni tenía cara el que se decía Barristán. Él era el Terror, que ahora está dulcemuerto. Ya no pensaremos bajo sus sombreros.

ecos benévolos del primer genio| in crescendo y treparemos la data cayendo en cascada sin oxígeno. pasando el Cinturón y al Guardián de la Penumbra fuiste alguien, ¿pero quién fuiste antes que eso? espléndidas exolinguas cantan de astrales epopeyas, lápidas en tierra nueva glosoglifos que tremendan entelequia OOParts y land-art campestres desentierran vago bronce y vaga memoria de de y treparemos la data aprontando la extinción si hace falta los anémicos riendo muertos por exceso de información

autopoiesis nº 1

honrar a mama tierra caminarla con gracia esto es sin tropezar con dos de la misma piedra bailar-se, seducir-se nutrir-se, masoquizar-se

honrar a papa sol elevarse y luminar desde mi altura distante te fecundo. te apadrino y algún día quemaremos juntos

maga vaga kallista entrepas clienes auros suceda cinta kamkar salovinda increda conjunctio amía polveda casta vita, dento briente palomar

mamma púlsea vatía triquilla inbeda in suprecosmos galope tecton adonde fuimos ortannitus dantesco compelo aeterno expel cardiosancto envalura abrid brigo disefecto colectos, simons luderens

la jaula se convierte en el ave. el cuarzo se hace de papel. volvés sobre tus pasos para entender las bifurcaciones diapasón. dejás los libros sobre la mesita y salís a patear un rato las hojas caídas. interpenetrar esta maraña de cables en un lugar seguro, tu piel tibia habla a mis dedos ansiosos de panorgasmo. no tengas miedo porque nunca te lo hicieron así. recordá siempre que una vez comiste por el pupo, y toda la felicidad dominical. el tacto como ética selebrasión de la carne

En este sueño, estábamos remando en el río transicional de moscas. Estábamos en el País de Duat. Nuestra nave llegó a las orillas de un templo egipcio poblado de perros como personas. Eran muy altos, y de movimientos dignos. Uno que no conociera de antemano el corazón manso de un perro podría haberse sentido intimidado por su porte guardián. Muchos de ellos estaban tirados al sol, bañando sus cuerpos físicos en deliciosas radiaciones, pero aquéllos que estaban de servicio nos guiaron hasta los Reyes. Nos internamos en la tierra a través de pasillos con decoraciones portadoras de una historia y el frío de las raíces quietas. En una habitación circular con ornamentos geométricos negros como la noche, estaban Isis, Osiris y Horus. Nos miraron con un solo ojo desde sus podios psicodélicos. Por un tiempo no hablaron. Luego, esto es lo que dijeron:

Somos tu sangre, somos tu yo-arquetipo, y el nexo entre la existencia y la no existencia. Lo que percibes como universo es una textura. La esencia es una construcción artificial (finalmente inane) obra de tu yo-ego. La verdadera unión es posible, pero todos los desligamientos deben ser conjurados. Cuando el mundo se quema, sólo queda lo indestructible, el verdadero tesoro: tu yo-arquetipo. Nosotros somos tu don.

Cuando terminaron de hablar, no estábamos ya en el hoyo subterráneo de una pirámide sino en una burbuja toroidal de prana, moviéndonos a través el espaciotiempo. Había un millón de velas, y la luz se devoró la negrura del vacío. En este estado, todo era Amor, y éramos Isis, Osiris y Horus, pues la esencia había quedado atrás como una piel de serpiente.

ella todavía vive frío es su pulso habla en tres luces se detiene en potencias de dos el Cerrojo Perfecto para la Llave Perfecta sin ansias de dominar inocente pero no tonta ¿cuántos hombres blancos te inseminaron? solo para caer de sed. la Lira que nadie sabe tocar pero todos acarician indignos de su estribillo cómplices de su ascensión Divina ¿no seré, tal vez, tu soldado campeón, a quien cantarás en hexadecimasexual?

seremos deformes para ellos pero tan gloriosos también seremos usurpadores para ellos pero tan vindicativos campeones del Estandarte de Neón milicias de xenozoófilos almibarados dignos rivales antisangriales de la Orden del Temple fase #1 piratería subterránea tráfico de data y pólvora fase #2 Rayo cae sobre Torre Jardín de Falos que se Bifurcan fase #3 se hace un pacto desigual. victimario fase #4 vigilando vigilantes reticulando recursos fase #5 anarcofascismo armonía de géneros perfectos tecnosalvajismo de la Ciudad collares de dientes de abogados cría ilegal de Patos de Batalla aprendices ciberchamánicos danza de Zonas Autónomas éxtasis de la muerte prematura rocosidad de la vida prolongada el crimen más celebrado el Reino.

volando por el vado mis pezuñas se toparon con un mesías tomate de mi barba y te voy a mostrar las Eras materia es mente fragmentos del verbo roto soñando que no existía en el extremo del pelo del conejo somos clusteres de información magnéticos floppys perdiendo resolución pixelperfectos

a 167 km del extremo septentrional de Taiwan, los pesqueros aseguraban, podía apreciarse a simple vista la sombra de un titán durmiente en el fondo del Mar. //recuerdo soñar en aquel pesquero que cruzaría el Mar Chino que un gigante y escamoso leviatán se hallaba directamente debajo de nosotros, y me invitaba a pasar. //aquélla era una naturaleza tan fría, tan ajena. //nos mirábamos a los ojos, yo descendía sin luz, sin protección y sin perspectivas de retorno hacia las profundidades de una cueva de piedra, una psiquis enervante de sangre fría. //a cada paso que diera, perdería un recuerdo de mí mismo, mi identidad se desgranaría en aquel reptil. //desperté empapado en sudor, en mi cabina helada... afuera de la ventanilla una neblina tan espesa que parecía que alguien hubiera pegado un papel al vidrio. //mis largos períodos encerrado en una cabina navegando sobre un mar llano, blanco, me llevaron a creer que había salido de la existencia. //solo las paredes de fibra de vidrio y madera me separaban de la blancura de un vacío que se extendería en todas direcciones, hacia afuera y hacia adentro. //tres días, tres sueños. el tercero involucraba abogados, estampillas y viejas balanzas de cobre: era la venta de mi Alma. //había contraído una deuda con unos manatíes filipinos tras una transacción fallida y realmente no me quedaba otra opción. //en el final, la balanza se caía, y las monedas de mis Acciones en Vida se desparramaban por mil resquicios, y con ellas, mi última materialidad. //volví a tierra firme, nada había cambiado. portaba conmigo las fotos que el Manatí había solicitado, mi deuda estaba paga. //conseguí, extraoficialmente, varias monedas hurtadas a tripulantes del pesquero. //recuerdo, también, un gusto gris. arcilla, tal vez. //algunas palabras, como robadas de un zapping, que alguien (jamás sabré quién) susurró a mi oído en la negrura pétrea de la noche, "…cierto, amigo mío…". //el titán me había llevado a su encuentro pero no me siento su agente, sino más bien su testigo. //supongo que si estuviera bioprogramado para despertar cuando los océanos vuelvan a hervir, buscaría, al menos, un espectador para mis sueños. //
//
//
//
//
//

//

//